Tipos de tipografía




Se dice que el tipógrafo es aquel que se ha especializado y se desempeña en el arte de la tipografía. Ahora bien, ¿qué significa el concepto de tipografía?

Si bien la Real Academia Española (RAE) se limita a asociar este vocablo con el ámbito de la imprenta, al profundizar al respecto es posible advertir que esta palabra hace referencia al molde que se emplea en los talleres de impresión a la hora de imprimir números, letras y símbolos.

Como se puede optar por una gran variedad de diseños, tamaños, formas y colores a la hora de imprimir un texto, es necesario establecer normas para satisfacer las eventuales demandas y diversificar la oferta editorial.

Así, entonces, se han popularizado múltiples estructuras segmentadas en diferentes categorías de acuerdo a sus características. Hoy en día, por lo tanto, es posible distinguir entre la tipografía de edición (modalidad que se debe ajustar a criterios relacionados al tamaño, el estilo, la distribución y las separaciones entre las letras), la tipografía creativa (opción donde se permiten plasmar recursos artísticos que influyan sobre el texto para crear efectos visuales) y la micro y macrotipografía.

Asimismo, se puede hablar de tipografía cinética para describir la técnica que se emplea para combinar texto y movimiento, tal como ocurre en la industria del cine cuando se incluyen créditos al final de un largometraje. En la era moderna, además, surgieron las tipografías digitales y, dentro de este conjunto, una modalidad especialmente pensada para usos Web.

Cabe resaltar que las tipografías, a juzgar por su apariencia, también pueden catalogarse como ornamentales, de estilo gótico o de aspecto manuscrito, por citar algunas opciones a modo de ejemplo.