Tipos de salsas




El concepto de salsa es muy amplio y se relaciona con diversos ámbitos. Por un lado, refiere a un estilo musical de características bailables; por otro, hace alusión a un producto alimenticio a base de diferentes ingredientes que sirve para acompañar determinadas comidas.

SalsaAlgunas preparaciones para pastas, por ejemplo, son más populares que otras. Entre las más consumidas a escala internacional aparecen la salsa de tomate (que puede ser casera al procesar tomates o bien comprarse hecha), la salsa blanca (con harina, manteca, nuez moscada y leche), la salsa mayonesa y la salsa bolognesa (incluye, entre otros productos, carne picada). De buscar otras alternativas a la hora de potenciar el sabor de un plato, se podrán evaluar combinaciones como las de la salsa tártara, la salsa de soja, la salsa verde, la salsa rosa, la salsa bearnesa, la salsa alemana, la salsa gravy, la salsa caruso, la salsa velouté y la salsa barbacoa, entre muchas otras. Si la idea es cubrir un postre o cualquier preparación dulce, por otra parte, se puede apelar a las salsas de frutilla, a las salsas de dulce de leche o a las salsas de chocolate.

La salsa entendida como género musical o baile, por su parte, contempla un amplio número de categorías y subcategorías que resultan interesantes de conocer a la hora de descubrir los alcances, particularidades y modalidades de esta propuesta musical. En este marco, entonces, se suele hacer referencia a la salsa cubana, a la salsa dura, a la salsa blanda, a la salsa romántica y a la salsa colombiana, por mencionar algunas posibilidades.