Tipos de bailes




El baile es un arte que permite desarrollar la expresión corporal y acompañar mediante distintas técnicas diferentes tipos de música.

Si bien cualquier persona puede bailar y demostrar sus aptitudes para la danza, existen categorías que dividen a esta actividad en profesionales y amateurs.

El baile, por ejemplo, puede ser de salón (conjunto compuesto por estilos representados por parejas como el tango argentino, la conga, el cha-cha-chá, la salsa cubana, el vals y el mambo) o de competición. Si los que asisten al evento presentan atuendos no convencionales y llevan máscaras y/o sombreros peculiares, entonces se trata de un baile de disfraces. La bamboula y la calenda, por su parte, integran el segmento de lo que se ha dado a conocer como baile afroamericano.

Asimismo, cabe resaltar que también existe una danza bautizada como baile de los bastones que convierte en protagonista del número artístico a uno o dos bastones que, por destreza de los bailarines, se golpean entre sí.

La sensual danza del vientre que combina tradiciones de Oriente Medio con aspectos culturales del norte de África, la danza jazz que comenzó a popularizarse en el siglo XX, el twist (alternativa inspirada en el rock and roll que se caracteriza por no promover el contacto entre las parejas), el clásico pogo que sigue el ritmo de temas musicales con empujones y saltos, el jive nacido en territorio estadounidense que toma como modelo al estilo jitterburg, el foxtrot, el reggaeton y el popping (baile callejero que consiste en lograr efectos robóticos con los músculos del cuerpo) son otros tipos de baile que entretienen e impulsan múltiples espectáculos a nivel internacional.