Tipos de reuniones




Una reunión se logra cuando se congrega gente en un mismo lugar, a determinada hora, para participar de un encuentro que, según las circunstancias, tiene un origen, una frecuencia y un propósito en particular.

ReunionesComo son muchas las variables que entran en juego a la hora de planear y desarrollar una reunión, resulta interesante hacer foco en el concepto y tener en claro cómo pueden ser las reuniones para saber diferenciar unas de otras.

En primer lugar, se puede decir que hay reuniones frecuentes (que pueden surgir entre socios de un emprendimiento o directivos de una compañía y ser, a su vez, diarias o semanales), reuniones anuales (entre los líderes de distintos países o entre empresarios de un cierto rubro para resolver cuestiones que afectan a todos) y reuniones ocasionales (las cuales no están sujetas a próximos encuentros).

Asimismo, de evaluar el motivo de la convocatoria, surgen las categorías de reuniones de trabajo (donde, según cada caso, participan empleados, proveedores, empresarios en vista a un proyecto en conjunto, etc), reuniones por temas familiares (para resolver cuestiones vinculadas al círculo íntimo), reuniones educativas (con finalidades didácticas), reuniones religiosas (organizadas para gente de fe), reuniones de consorcio (entre habitantes de un mismo edificio) y las reuniones de padres (convocadas por los docentes para informar progresos y dificultades de los alumnos), entre otras.

Por otra parte, en función de su duración, se las puede calificar como reuniones breves, reuniones de duración media y reuniones extensas, mientras que el ámbito donde se desarrollen, los involucrados en dichos encuentros y la temática que se aborde en ellas determinarán si se trata de una reunión formal (como lo suelen ser los encuentros laborales) o informal (como una reunión familiar motivada por un cumpleaños, por citar una posibilidad).