Tipos de respiración




Para oxigenar la sangre, mantener el buen funcionamiento de los órganos y conservar la vida, todo ser vivo tiene que absorber pequeñas porciones de aire, es decir, respirar. El acto y la consecuencia de llevar a cabo esta acción, como sabrán, se conoce como respiración.

Respiración boca a bocaSe trata de un término derivado del vocablo respiratĭo que admite numerosas clasificaciones para poder adaptarse a todas las modalidades que existen a la hora de inhalar y exhalar de manera constante o bien de introducir oxígeno de alguna manera.

Si bien los seres humanos nos valemos de los pulmones para llevar a cabo este proceso, no todos los organismos respiran igual que nosotros. Algunos equinodermos, los anélidos y los anfibios (en estos dos últimos grupos, se observa más de un procedimiento respiratorio ya que también tienen respiración branquial), por ejemplo, realizan los intercambios gaseosos por medio de la epidermis, un mecanismo que se conoce con el nombre de respiración cutánea.

Las plantas, por su parte, tienen respiración vegetal, mientras que los onicóforos y artrópodos que habitan en la superficie terrestre poseen respiración traqueal.

Los expertos en Biología, además, contemplan la idea de respiración celular para describir el método por el cual las células logran reducir el oxígeno y producir tanto agua como energía.

Otras expresiones relacionadas: respiración artificial (sistema al que se somete desde la medicina a un individuo que no logra respirar por sus propios medios); respiración circular (tal como se conoce a una técnica empleada al ejecutar instrumentos musicales de viento); respiración holotrópica (denominación que identifica a una técnica de carácter psicoterapéutico).