Tipos de parodias




Las imitaciones o representaciones de tono burlesco y perfil satírico se definen con el nombre de parodia. Se trata de un concepto derivado del latín parodĭa que abarca a múltiples artes y géneros: de ahí que sean habituales las parodias en el plano musical, cultural, literario y cinematográfico.

Cada parodia, en función de las motivaciones que la originen, el contenido que desarrollen y la temática que exploren, puede clasificarse de distintos modos. Hay agrupaciones religiosas, por ejemplo, que se forman como parodia de religión con el propósito de burlarse de una secta, un gurú o un conjunto de credos.

Asimismo, es habitual que se compongan como parte de una parodia musical canciones a partir de temas anteriores para reformularlos y añadirles detalles nuevos (que pueden ser, o no, de raíz satírica) y que adquieran notoriedad las parodias publicitarias (imitaciones ocurrentes de publicidades tradicionales), entre muchos otros tipos de parodias. También, como se advierte al investigar los alcances y aplicaciones de las parodias, hay quienes parodian cuentos, novelas, obras de teatro, materiales audiovisuales (como videoclips o videos caseros compartidos por Internet), páginas Web y hasta conductas o hábitos de un pueblo. Quien haya visto alguna vez algún capítulo de la popular serie animada “Los Simpsons” seguramente recordará la presencia de parodias de diversas cuestiones, ya que a través de los personajes se suelen parodiar reacciones, costumbres y hasta perfiles temperamentales de múltiples celebridades.

Cabe resaltar, por último, que parodia también es un término relevante en el campo de la Botánica ya que hay varias clases de plantas identificadas con ese nombre. Ejemplos: Parodia microsperma, Parodia ayopayana, Parodia sellowii, etc.