Tipos de paredes




Las paredes son una especie de muro de dimensiones variables que construyen los albañiles de forma vertical (valiéndose de elementos como los ladrillos, las piedras y el yeso) con el propósito de cerrar, limitar y/o dividir superficies. Esta palabra que tiene su origen en el latín parĭes, además, sirve para denominar a cualquier clase de placa que permite delimitar un ambiente.

Cabe resaltar por otra parte que, en el ámbito deportivo, este término se suele usar para identificar a una jugada entre integrantes de un mismo plantel. Si dos futbolistas, a fin de evitar que los contrarios les quiten la pelota, arman la estrategia de pasarse el balón uno al otro y el segundo la devuelve metros más adelante al primero para ganar espacio y sortear la marca de los rivales, entonces se habla de que ambos “hicieron una pared”.

Quienes se dedican a la Biología, en cambio, aprovechan la idea de pared para describir como pared celular a la cobertura de cierta rigidez que se observa en células de tipo vegetal y procariontes.

De hacer foco en el vocabulario de los arquitectos y trabajadores de la construcción, entonces se podrá conocer el significado de expresiones como pared de cultivo (tal como se conoce a las estructuras verticales cubiertas de enredaderas y distintas plantas), pared de fábrica, pared horma, pared escarpada, pared maestra, pared atizonada, pared de guarismo, pared colgante, pared testera, pared de cerca y pared medianera, entre muchas otras que aluden a diferentes modalidades y variantes de paredes que se levantan de acuerdo a necesidades específicas.