Tipos de obesidad




Obesidad es un término derivado del latín obesĭtas que da nombre a una enfermedad causada por múltiples factores que se caracteriza por la excesiva acumulación de grasa en el cuerpo de un animal.

Si bien este inconveniente que puede surgir por motivos genéticos, desórdenes del sistema nervioso, endocrino y/o metabólico y el estilo de vida que se lleve afecta en gran medida a los seres humanos (cualquiera sea su edad), también es importante tener en cuenta que, por ejemplo, los perros también pueden ser obesos si se los sobrealimenta o no se atienden sus eventuales problemas vinculados a la nutrición.

De esta realidad, se desprende entonces que no existe una única forma de obesidad, ya que a la obesidad humana (que será de tipo exógeno si se trata de sobrepeso por un exceso de alimentación y endógena si aparece por fallas de las glándulas endocrinas) hay que sumarle, entre otras, a la obesidad canina.

Respecto a las clases de obesidad que pueden afectar la salud de las personas, hay que decir además que si el exceso de peso llega a límites extremos, aparece la denominada obesidad mórbida, un problema que disminuye la calidad y la expectativa de vida del perjudicado ya que provoca minusvalía, discapacidad y, por supuesto, exclusión social. Lamentablemente, la obesidad (que puede definirse como total si se trata de un sindrome general o localizada si existen zonas corporales específicas de acumulación excesiva de grasa) no distingue género, condición social ni edad, por eso los médicos con frecuencia se ven obligados a hacer diagnósticos de obesidad infantil.