Tipos de niveles




El concepto de nivel puede referir a múltiples cuestiones, tales como la altura que alcanza un líquido o un sólido, la medida de una cantidad en relación a una escala determinada (nivel de glucosa) y una categoría o rango (nivel de aprendizaje).

Además, el vocablo puede hacer mención al instrumento que se utiliza para averiguar la diferencia o igualdad de altura entre dos puntos o al grado o altura que se adquiere en distintos aspectos de la vida social (nivel de cultura, nivel económico).

En base a estas acepciones es posible descubrir diversas expresiones y aplicaciones que otorgan más posibilidades de utilizar el término de modo correcto. Así, entonces, se puede ampliar y enriquecer el vocabulario a través de nociones como las de nivel de activación (utilizado en biología para describir al grado de excitación inespecífica de la corteza cerebral que regula la atención), nivel de agua, nivel de burbuja, nivel de aire, nivel de vida, nivel topográfico, nivel del mar, nivel energético, paso a nivel (espacio en el cual una formación ferroviaria se cruza con otro camino del mismo nivel), nivel trófico y nivel de videojuego, entre otras.

Cabe resaltar también que esta palabra permite hablar con propiedad en ámbitos como el de la medicina (nivel de evidencia), el de la hidrología (nivel freático), el de la informática (nivel físico) y el de la estadística (nivel de confianza) y el de la arquitectura (arco a nivel), por citar más ejemplos que comprueben la existencia de numerosos tipos de niveles.