Tipos de juegos para niños




Los juegos son asociados en líneas generales a la niñez, pero no se puede dejar de tener en cuenta que todas las propuestas lúdicas están dirigidas al entretenimiento de los niños ya que, por ejemplo, hay juegos de azar no aptos para menores de edad.

Como se puede advertir, sobre los juegos, para satisfacción de mucha gente, hay numerosos datos dignos de ser resaltados y varias categorías para analizar, pero en esta oportunidad sólo haremos foco en las distintas opciones que ofrece el mercado en materia de juegos para niños.

En primer lugar, hay que decir que la mayoría de los juegos infantiles busca ser didáctico, es decir, promover o generar algún tipo de enseñanza. A su vez, los desafíos pueden ser de estilo tradicional o moderno, así como también pueden ramificarse en base a los elementos y/o reglas que los compongan. Más allá de estas particularidades, los juegos para niños pueden ser de mesa, de naipes, de rol o videojuegos.

El Juego de la Oca, por ejemplo, es un desafío para dos o más jugadores basado en una competencia centrada en un tablero con casilleros. Varias generaciones se han entretenido y aún se entretienen con esta opción, razón por la cual se lo puede llegar a considerar como un juego de mesa tradicional.

Cuando no existían ni las consolas de video ni los juegos por computadora, por otra parte, los niños se entretenían con juegos de dados o de canicas y pasaban tardes al aire libre dedicados a divertirse en una plaza con toboganes y columpios o bien con pasatiempos como el escondite y la mancha.