Tipos de juegos olímpicos




Los Juegos Olímpicos, también conocidos bajo el nombre de Olimpíadas, son eventos deportivos basados en múltiples disciplinas en los cuales participan atletas de distintas partes del mundo.

En la actualidad, existen los Juegos Olímpicos de Verano y los Juegos Olímpicos de Invierno, pero estos acontecimientos son parte de una larga tradición que vale la pena conocer para descubrir cómo cambiaron los Juegos Olímpicos a lo largo del tiempo.

En la Antigüedad, estas competencias se desarrollaban en la ciudad de Olimpia (de ahí que se conozcan como olimpíadas) en honor a los dioses olímpicos. De ellas participaban hombres que se desafiaban en carreras a pie primero y, más tarde, en lucha, pentatlón y en diversas disciplinas artísticas.

Con los años, estas competencias se ampliaron e integraron no sólo a más especialidades deportivas sino a toda clase de personas. Para que los atletas con ciertos tipos de discapacidades mentales, físicas y/o sensoriales pudieran disfrutar de esta iniciativa, por ejemplo, se crearon los denominados Juegos Paralímpicos, mientras que los Juegos Olímpicos Especiales nacieron para darle la oportunidad de brillar a aquellos que padecen determinadas deficiencias intelectuales. Los más jóvenes, además, pueden demostrar sus habilidades en los Juegos Olímpicos de la Juventud, un evento multidisciplinario que promueve el Comité Olímpico Internacional (COI) y, al igual que los generales, también tiene una versión de invierno y otra de verano.

Cabe destacar que los Juegos Olímpicos modernos contemplan competencias de atletismo, hockey, remo, salto, judo, fútbol, baloncesto, natación, boxeo, vóley, gimnasia, patinaje, tenis y taekwondo, entre otros deportes.