Tipos de gráficos




El término gráfico, del latín graphĭcus, se entiende en primer lugar como aquella descripción, dato o información que se ofrece a través de figuras, signos y/o símbolos. De todos modos, es importante recordar que este vocablo también se emplea para hacer mención a todo lo relativo a la escritura e imprenta, además de usarse para hacer referencia al modo claro de expresión que le permite al receptor entender el mensaje como si lo viera dibujado.

En función de las características que posea cada gráfico, éstos pueden agruparse en categorías como las de gráfico lineal (representación de valores en ejes cartesianos que exhibe marcas máximas y mínimas y se utiliza para mostrar series en el tiempo), gráfico de barras (utilizado para resaltar y comparar porcentajes de datos que forman parte de un total), gráfico circular (también llamado gráficos de torta o pastel, el cual está ideado por lo general con colores para apreciar mejor la distribución interna de referencias y cuya porción a destacar usualmente aparece algo separada del resto del círculo) y la de gráfico simbólico (basado en símbolos de tamaño proporcional al dato que ha sido adaptado al gráfico).

Más allá de los diagramas descriptos, hay que tener en cuenta que existen también otros elementos que potencian el significado de la palabra gráfico. En este sentido, se pueden citar al acento gráfico (pequeña línea oblicua que se coloca sobre las vocales para acentuar un término) y al reportaje gráfico (trabajo periodístico que aparece en medios impresos complementado con fotografías), entre otros.