Tipos de línea




Una línea, desde la perspectiva geométrica, es una sucesión continua e indefinida de puntos, pero también admite en otros ámbitos definiciones referentes a la dirección u orientación de un arte o un saber, a la figura armoniosa de un individuo y hasta a determinadas conductas que respetan un criterio.

De allí que, al emplear el concepto en la vida cotidiana, se puedan hallar numerosos tipos de línea. A continuación, para contribuir al conocimiento profundo de este vocablo, citaremos distintas clases de líneas.

Existen, por ejemplo, líneas planas, rectas, curvas y poligonales, pero también otras que nada tienen que ver con el trazo ya que, en zoología, se sabe que la línea lateral es el nombre que recibe un órgano sensorial de los peces. La línea arbolada, asimismo, es el límite imaginario que delimita la zona en la cual los árboles tienen las condiciones apropiadas para crecer.

En el plano económico, por otra parte, se estila hablar de línea de pobreza para marcar el ingreso mínimo que se necesita para gozar de un aceptable estándar de vida.

Línea espectral, línea de corriente y línea de fuerza, en cambio, son conceptos propios de la física, así como la línea de parentesco es un modo de organizar los vínculos genealógicos.

La línea de un ejército militar, la línea de mira propia de las telecomunicaciones, la línea de comandos que pertenece al universo informático, la línea de productos que un comercio puede ofrecer a sus clientes y las líneas de transporte (segmento en el que pueden citarse también las líneas aéreas, las líneas de subterráneo y las de colectivo) son, como resulta evidente, otros tipos de líneas que se reconocen a escala internacional.