Tipos de funciones




Función es una palabra derivada del latín functĭo que posee múltiples significados. La enumeración oficial publicada por la Real Academia Española da cuenta que el término se aplica tanto a la capacidad de actuar propia de máquinas, instrumentos y de los seres vivos y cada uno de sus órganos, como a la tarea específica de empleados, empresas e instituciones y a la representación de una obra teatral o la proyección de una película.

De este modo, se abren numerosas posibilidades para comprender y aplicar este concepto que, por ejemplo, está contemplado en el lenguaje matemático, en el de programación y en el de la arquitectura.

Las funciones matemáticas abarcan un grupo extenso donde hay espacio para la función sobreyectiva; inyectiva; biyectiva; inversa; acotada; par e impar; monótona; trigonométrica (aquella relacionada al análisis de los triángulos), periódica y la cóncava o la convexa, entre muchas otras, así como se habla de función pública para hacer mención al rol que el Estado asume y debe cumplir ya sea de manera directa o indirecta a través de la administración pública.

Con el paso del tiempo, también se adoptó la noción de función para describir a un principio de diseño funcionalista que sostiene que la forma de cualquier construcción debería basarse y ser eficaz para la finalidad de la obra.

La función técnica, la función social, las funciones del lenguaje (segmentadas en funciones expresivas, apelativas, poéticas y metalingüísticas, entre otras) y la función orgánica son otras expresiones que le otorgan un valor más específico y amplio a la palabra función.