Tipos de drogas




La droga, precisa la Real Academia Española, es aquella sustancia mineral, vegetal o animal que se utiliza en la medicina a fin de aliviar síntomas y/o combatir enfermedades, aunque con el paso del tiempo también se asoció el término a una noción menos beneficiosa: la que habla de un preparado de efecto estimulante, narcótico o alucinógeno.

Ante la amplitud de su significado, es posible dividir al vocablo en grandes grupos y profundizar las clases existentes por medio de subcategorías. De este modo, por ejemplo, es posible marcar una diferencia inicial que separe a las drogas legales (aquellas avaladas por la medicina y recetadas por un profesional) de las ilegales (las cuales se encuentran en el mercado negro y se comercializan de modo ilícito).

Otra categorización, en cambio, las define como drogas duras (conjunto formado por sustancias de fuerte poder adictivo como la cocaína y la heroína) y drogas blandas (grupo de bajo o escaso grado de adicción que contempla a los derivados del cannabis). Las drogas comunes, por su parte, son aquellas de uso común que son toleradas a nivel social, tales como el alcohol y el tabaco.

También existe una medicación psicoactiva que se conoce con el nombre de droga de la verdad ya que se utiliza para obtener información por parte de un individuo negado o imposibilitado a brindar datos. Distinto es el caso de las drogas inteligentes (smart drugs), las cuales no son adictivas ni provocan efectos adversos y contribuyen, según los expertos, a mejorar la salud y el rendimiento intelectual.