Tipos de toros




Los tradicionales encierros que se realizan cada año en España en el marco de la celebración del festival de San Fermín llevan a muchas personas a centrar su atención en los toros, unos animales de contextura robusta, pelaje corto y cola alargada en cuya cabeza se aprecia un par de cuernos.

A fin de ofrecer mayores precisiones al respecto y demostrar que el concepto no sólo hace referencia a los bóvidos, en esta oportunidad describiremos las diversas clases de toros existentes.

Claro que antes de realizar la enumeración correspondiente, conviene aclarar que en el ámbito de la geometría toro es el nombre por el cual se reconoce a la superficie de un cuerpo conformado a partir de una circunferencia que no logra cortar a una línea recta que está fijada sobre el plano. En Arquitectura, en cambio, se trata de una variedad de moldura, mientras que a nivel mundial se asocia el vocablo a múltiples localidades y sitios pertenecientes a países como España, México, Argentina y Colombia.

Ahora que ya demostramos la amplitud de esta noción, pasemos a describir las expresiones que diversifican al concepto. Así, entonces, podremos saber que se conoce como toro bravo o de lidia a cada uno de los ejemplares que son parte de los shows taurinos (los polémicos encierros y corridas), mientras que el toro de fuego es aquel en cuyos cuernos se colocan bolas encendidas como parte de un espectáculo.

El toro del aguardiente, por su parte, es el que es desafiado a primera hora del día en festejos populares, así como el toro de puntas es el que se enfrenta sin necesidad de encender sus astas.