Tipos de siembra




Se habla de siembra para hacer referencia al acto y resultado de sembrar, así como también se aprovecha el concepto para identificar tanto al periodo en el cual se lleva a cabo el proceso de distribución de semillas en un terreno como a la tierra que ha sido sembrada.

SiembrasDe centrar nuestra atención en esta actividad que busca la germinación y el desarrollo de toda clase de cultivos (siendo los más comunes a nivel internacional la soja, el maíz, la avena, el centeno y el trigo), podremos aprender detalles de este procedimiento y saber cómo se clasifica cada siembra en función de las particularidades que posea.

En primer lugar, es posible hablar de siembra a mano, de pre-siembra y de siembra a campo abierto. Al profundizar en técnicas y modalidades de trabajo, surgen a su vez otras alternativas que permiten obtener mayores precisiones acerca de cómo y dónde puede llevarse a cabo una siembra.

Además de las opciones mencionadas en el párrafo anterior, existen las opciones de la siembra directa sobre rastrojo (trabajo de conservación que mantiene sobre la superficie del terreno el rastrojo de un cultivo previo), de la siembra indirecta (llevada a cabo en semilleros o germinadores), de la siembra intensiva y de la siembra extensiva, entre otras.

Si tenemos en cuenta la superficie, en cambio, entrarán en juego las propuestas de siembra en camas anchas, de siembra en terrenos planos y de siembras en surcos elevados, además de poder optar entre patrones como el de las filas regulares y el de las filas pares (este último, permite el uso de un patrón cruzado para la distribución de semillas).