Tipos de reproducción




El concepto de reproducción hace referencia al verbo reproducir, una acción que permite copiar, duplicar o imitar algo o ampliar su número.

Cuando se lo emplea en el marco de la Biología para describir el proceso por el cual se multiplican los integrantes de una determinada especie, este vocablo admite varias especificaciones, ya que de acuerdo a los expertos la reproducción de tipo biológico puede llevarse a cabo de manera sexual o asexual. Esta última modalidad, apreciable en ciertas especies de animales y en plantas, tiene la particularidad de desarrollarse sin necesidad de que existan células sexuales, ya que se lleva a cabo en un único progenitor a partir del desprendimiento de una célula que, a raíz de un proceso mitótico, genera un nuevo organismo.

A partir de esa primera clasificación general, es posible reconocer alternativas de reproducción en mamíferos, en organismos protistas y en seres humanos en particular. Incluso, es posible detallar aún más el procedimiento al hablar de reproducción selectiva o artificial y de reproducción asistida (opción también conocida como fecundación artificial y basada en la manipulación de los gametos que ofrece la posibilidad de convertirse en padres a parejas estériles).

En los campos de la Antropología, las Ciencias Políticas y la Sociología, en cambio, se acostumbra citar la noción de reproducción social para mencionar al conjunto de procesos multidisciplinarios que determina la aparición y desarrollo de una sociedad formada por diversas clases de personas.

Tipos de reproducción asociadas a otras disciplinas o rubros: reproducción artística, reproducción multimedia, reproducción sonora, reproducción 3D.