Tipos de polímeros




Un polímero es un compuesto químico, natural o sintético, que se forma por polimerización y se basa en unidades estructurales que se repiten. En otras palabras, se trata de una sustancia formada por una cierta cantidad de moléculas que surgen por la unión de monómeros, es decir, moléculas más pequeñas.

Para resaltar sus características y clasificarlos de acuerdo a distintas variables los expertos suelen encuadrar a los polímeros en diversas categorías, las cuales no siempre resultan excluyentes ya que un mismo tipo de polímero puede pertenecer a dos o más grupos.

Así, entonces, si se valora el origen de un polímero se pueden identificar a los polímeros naturales, semisintéticos y sintéticos. Los primeros, según se desprende de la teoría, están presentes en la naturaleza, mientras que los segundos se obtienen a través de la transformación de los polímeros naturales. Los sintéticos, por su parte, se logran de modo industrial, a partir de monómeros.

Si se estudia su mecanismo de polimerización, asimismo, se los describirá, según cada caso, como polímeros de condensación, polímeros de adición, polímeros formados por reacción en cadena y polímeros formados por reacción por etapas.

En cambio, si se opta por destacar su composición química se podrá discernir entre polímeros orgánicos (los cuales poseen en su cadena principal átomos de carbono) e inorgánicos (grupo que se forma exclusivamente con átomos de carbono). Además, en este plano adquieren relevancia subcategorías como las de los polímeros estirénicos, los polímeros vinílicos halogenados, los polímeros acrílicos y los polímeros orgánicos no vinílicos.

Otras clasificaciones posibles: según sus propiedades y finalidades (dando lugar a los conceptos de elastómeros, plásticos, fibras, recubrimientos y adhesivos) y según su comportamiento frente a incrementos térmicos (clasificación que da origen a los termoplásticos, termoestables y elastómeros).