Tipos de pensiones




Con origen en el vocablo latino pensĭo, el concepto de pensión hace referencia, por un lado, al monto de dinero que se le otorga a alguien, ya sea por un tiempo o de manera permanente, tras haber enviudado, quedado huérfano o estar incapacitado a modo de subsidio. Por otro lado, el término alude a un sitio en el cual, previo pago de una tarifa, se hospeda a gente de cualquier edad, de forma transitoria o por largos periodos de tiempo.

Con el propósito de conocer más en detalle las diversas modalidades de pensión existentes, en esta ocasión describiremos algunas de las asignaciones que existen a escala internacional, las cuales pueden enmarcarse en un sistema público o privado.

En un hotel de una, dos, tres, cuatro o más estrellas, por ejemplo, se puede optar por el servicio de media pensión o de pensión completa. El primero es un método que da derecho a una habitación y a una comida por día, mientras que el otro incluye a todas las comidas diarias.

También hay pensión de alimentos (o alimenticia), pensiones compensatorias (otorgadas ante un caso de divorcio o separación para que uno de los cónyuges no vea afectada su calidad de vida), pensiones contributivas (a las que el trabajador accede por haber realizado aportes durante un cierto periodo) y no contributivas (aquellas que se conceden para asistir a quien no ha hecho contribuciones a la seguridad social) y las ya mencionadas pensiones de viudez, orfandad, invalidez y de supervivencia, entre otras que benefician, por distintas causas, a diversos ciudadanos.