Tipos de obras de arte




Se conoce como obra de arte al producto creativo que surge del campo de las artes. Dentro de este grupo hay artes mayores (consideradas así a las pinturas, esculturas y piezas arquitectónicas), obras musicales y obras literarias.

Las opciones que encuadran en esta categoría, como resulta evidente, son numerosas y pueden dar lugar a múltiples especificaciones. Existen, por ejemplo, obras maestras; obras de arte anónimas; obras de arte inacabadas; obras de arte rupestres; obras de arte famosas y hasta obras de arte robadas.

Una obra de arte famosa a escala mundial es David, una imponente escultura inspirada en el bíblico Rey David que realizó Miguel Ángel en mármol blanco por encargo de la Opera del Duomo de la Catedral de Santa María del Fiore de Florencia, Italia. Para muchos historiadores, se trata de una de las obras maestras del Renacimiento.

El óleo del francés Claude Monet que se dio a conocer bajo el nombre de “Mujeres en el jardín”, por su parte, es una obra de arte del ámbito de la pintura que está conservada en la actualidad por el museo parisino de Louvre.

Al hacer referencia a las obras de arte conviene resaltar que, con el paso de los años, se han expandido ciertos límites hasta generar que, hoy en día, también se consideren como obras de arte a los logros en las artes aplicadas, las fotografías, el arte conceptual y las modernas instalaciones artísticas. Al respecto, hay que señalar que no existe una fórmula para determinar qué elemento reúne los requisitos para ser, o no, una obra de arte, pero sí hay criterios que se tienen en cuenta a la hora de presentar una creación como una auténtica obra de arte.