Tipos de ira




La ira es un sentimiento que nace desde la indignación y el enojo y genera en quien lo experimenta un fuerte deseo de venganza y/o reacciones de furia o violencia, aunque con el paso de los años se le atribuyeron a este vocablo otros significados.

Hoy en día, es posible asociar al término con un grupo de punk colombiano, con distintas localidades estadounidenses, con la sigla que se utiliza en medicina para identificar a la insuficiencia renal aguda y hasta con diversas organizaciones paramilitares y guerrilleras. También, puede ocurrir que se lo relacione a las siglas del Instituto Rafael Ariztía de Chile y del antiguo Instituto de Reforma Agraria de España.

De analizar las características de la ira entendida como una emoción humana que se manifiesta con irritabilidad y enfado, es posible hallar dos modalidades: la ira pasiva y la ira agresiva.

La primera de ellas se distingue por desarrollarse en individuos de comportamiento reservado, que saben cómo realizar manipulaciones mentales, que tienen tendencia a la autoculpabilidad y que evidencian en su vida cotidiana comportamientos obsesivos. En cambio, la ira agresiva se origina por motivos que disparan un sentimiento de odio o rechazo hacia algo o alguien y que parecen vulnerar los sentidos.

Por otra parte, si se profundiza en los grupos paramilitares se podrá descubrir la existencia del Ejército Republicano Irlandés y, al mismo tiempo, de asociaciones como el IRA Provisional (fundado en 1969), el IRA Oficial (inactivo a nivel militar en la actualidad), el IRA Auténtico (consolidado en la década del 90) y el IRA de la Continuidad.