Tipos de habilidades




Una habilidad, dice la Real Academia Española, es una capacidad y/o disposición para llevar a cabo una tarea o actividad. Esta destreza puede ser innata o estar desarrollada a fin de conseguir el objetivo propuesto, ya sea de forma individual o grupal.

En función del campo en el cual se evidencie la habilidad y las características que posea, es posible desdoblar el concepto en múltiples categorías, ya que por más que el término guarde relación con un determinado talento, no es lo mismo reflejar habilidades con el cuerpo que ser habilidoso a nivel mental. Por esa razón, a continuación marcaremos diferencias entre los distintos tipos de habilidades que se pueden encontrar en la vida cotidiana.

De reunir conocimientos y aptitudes para llevar a cabo tareas de administración y liderazgo en una organización, la persona tendrá habilidad gerencial (la cual exige para su desarrollo exitoso habilidad técnica, humana y conceptual), mientras que la capacidad natural para establecer vínculos con otros individuos a través de la comunicación y la personalidad dotará, a quien la sepa aprovechar para beneficio propio, de habilidad social.

Además de las mencionadas, existen las habilidades intelectuales (aquellas que están relacionadas a las capacidades cognitivas del sujeto y que le permiten, por ejemplo, tener rapidez mental para los cálculos, la comprensión verbal y el razonamiento deductivo e inductivo), las habilidades psíquicas (entendidas desde la parapsicología como el poder mental para percibir fenómenos ocultos o para alterar la percepción de la realidad física) y las habilidades motoras (conjunto que agrupa a acciones como las de saltar, correr y caminar), entre otras.