Tipos de danzas




Los movimientos corporales que suelen desarrollarse con música de fondo se definen como baile o danza.

Esta actividad que puede ser llevada a cabo por personas de cualquier edad, ya sea de modo individual, en pareja o en grupo, está vinculada con el arte y permite expresar sentimientos y representar ideas o pensamientos a través de un lenguaje no verbal.

Según sus particularidades, origen y objetivos, la danza puede segmentarse en distintas categorías que le otorgan identificación propia. En este contexto, por ejemplo, es posible reconocer a la danza medieval (compuesta por estilos como el estampie y el saltarello), la danza renacentista (como el allemande, el branle y la pavana) y a la danza barroca (formada por tipos como la chacona, la forlana y el minuet).

Cabe destacar que, con el paso de los años, aparecieron y se popularizaron a nivel mundial estilos como el charleston, la giga, la polca, el foxtrot, el tap, la danza clásica (también llamado ballet) y la danza urbana, además de haberse extendido la denominada danza del vientre (propuesta artística centrada en la figura femenina que fusiona movimientos y tradiciones típicas de Oriente Medio con detalles propios del Norte de África).

Dado el crecimiento experimentado respecto a este género, hoy en día es posible disfrutar y ofrecer espectáculos y coreografías centrados en diversas técnicas de baile. Así, pues, las danzas más antiguas y tradicionales como el malambo y la danza Morris pueden conjugarse en cualquier rincón del planeta con otras más novedosas, tales como la danza aérea y la danza vertical.