Tipos de bus




En muchos rincones del mundo, a un tipo de transporte de pasajeros que posee un trayecto previamente establecido por circuitos urbanos e interurbanos se lo conoce como autobús o, según su forma abreviada, como bus.

Estos vehículos públicos se caracterizan por trasladar al mismo tiempo a un gran número de personas, pero su capacidad depende del tamaño de cada unidad.

A diario, en las grandes urbes circulan minibuses (en el cual viajan entre ocho y treinta individuos); midibuses (coches de estructura mediana en el cual hasta un máximo de ochenta pasajeros viajan tanto parados como sentados); autobuses articulados (compuestos de dos o más módulos para incrementar su capacidad); trolebuses (clase de bus de tracción eléctrica) y ferrobuses (modelos ultra-ligeros de recorrido ferroviario). Asimismo, además de los mencionados se pueden reconocer buses de uno o dos pisos; autobuses híbridos y autobuses expresos.

Ahora que ya describimos distintos tipos de buses, resulta interesante resaltar que este término no se limita a hacer referencia a un transporte: Bus es también el nombre de una comuna francesa que se localiza en el departamento de Paso de Calais y una noción propia del rubro informático que permite distinguir a un sistema digital compuesto por cables y circuitos integrados desarrollado con el propósito de permitir la transferencia de datos entre los elementos de un ordenador.

Hay, en este marco vinculado a las equipos informáticos, buses paralelos (modelo que permite enviar un caudal considerable de información por medio de bytes simultáneos) y buses series (en el cual los datos se envían de bit en bit y son sometidos a un proceso de reconstrucción mediante registros de software).