Tipos de unidades de medida




El concepto de unidad de medida está construido a partir de dos términos procedentes de vocablos latinos. Por un lado, unidad (unĭtas) puede definirse como una cosa singular en la cual no hay posibilidad de segmentación. Es, en definitiva, un todo que puede considerarse para medir o calcular diversas cuestiones.

Asimismo, medida es una palabra que representa el acto de medir (metīri), es decir, un verbo que describe la acción de realizar una comparación entre una cierta cantidad respecto a su unidad correspondiente o a sus respectivas equivalencias.

En base a estas definiciones, entonces, es posible establecer que unidad de medida es cada magnitud que permite calcular volúmenes, tamaños, velocidades, longitudes, etc. Salvo excepciones, en la mayor parte de las naciones se ha unificado la forma de calcular y medir magnitudes a través del denominado Sistema Internacional de Unidades.

Como son muchas las cuestiones que se pueden medir y calcular frente a cuerpos, fluidos o elementos, existe un elevado número de unidades de medida, entre las cuales se pueden mencionar a las de fuerza (Newton); a la de volumen (metro cúbico); a las de velocidad (Kilómetro por Hora, Metro por Segundo) y a las de electricidad (voltio, ohmio, amperio), entre otras.

Claro que, además de las mencionadas, hay unidades de medida referentes a la densidad, a la superficie (como el metro cuadrado), al tiempo (medido en segundos), a masas (calculadas en gramos), a potencias, a temperaturas (medidas en kelvin) y a energías (medidas en julio, calorías, etc), por agregar algunas otras clases.