Tipos de sociedades




El concepto de sociedad (término derivado del latín sociĕtas) describe, en primer lugar, al conjunto de personas con características culturales comunes que se relacionan entre sí por un bien común, pero también se utiliza para hacer referencia a la agrupación, ya sea de manera natural o estipulada, de individuos o animales. Asimismo, la noción se aprovecha a nivel comercial para aludir a la corporación conformada por gente de negocios, accionistas y/o empresarios.

Al conocer sus múltiples acepciones y profundizar al respecto es posible descubrir que existen varios tipos de sociedad. Así, pues, dentro de un mismo país pueden convivir la sociedad humana (conjunto integrado por toda la comunidad, sin distinción de ningún tipo mientras se trate de ciudadanos pertenecientes a una misma nación) con la sociedad anónima (clase de sociedad mercantil en la cual los socios poseen acciones o títulos del capital social).

Desde la perspectiva jurídica, se reconocen múltiples categorías de sociedad integrada por dos o más sujetos que pueden presentarse como personas jurídicas e integrar sociedades cooperativas, sociedades de responsabilidad limitada (corporación mercantil en la cual el patrimonio personal de los integrantes no resulta afectado en caso de deudas), sociedades sistematizadas y sociedades en comandita (alternativa unipersonal que contempla la participación de socios colectivos que toman decisiones y otros de tipo comanditario que sólo aportan capital).

Otras clases de sociedades reconocidas a nivel mundial: sociedad civil (entendido por el plano del Derecho como un contrato entre dos o más individuos que invierten dinero, trabajo o bienes con el propósito de repartirse mutuamente las eventuales ganancias), sociedad científica (agrupación de expertos en determinada ciencia que se reúnen para investigar, compartir resultados o difundir sus hallazgos), sociedad multiétnica, sociedad deportiva, sociedad matriarcal, sociedad patriarcal, sociedad capitalista, sociedad industrial, etc.