Tipos de rinitis




Después de examinar a un paciente que manifiesta tener una picazón persistente en la zona de la nariz acompañada por secreciones continuas, lagrimeo ocular, estornudos y otros inconvenientes similares, el médico especialista suele diagnosticar rinitis.

RinitisEste cuadro, que se origina porque la mucosa de las fosas nasales se inflama, tiene múltiples causas y evoluciones diferentes, por eso resulta interesante abordar el tema y describir cada variante con fines informativos.

La rinitis alérgica, por ejemplo, surge en personas con alergia que se han expuesto al frío, al polen, a partículas de polvo o a algún tipo de alérgeno similar. Esta modalidad puede, a su vez, catalogarse en base a su duración como perenne o estacional, y si se la estudia con precisión para evaluar su alcance, se la podrá presentar como mastocitaria, neutrófila o eosinófila.

Los cuadros que se definen como rinitis no alérgica, en cambio, abarca una gran cantidad de opciones que requieren tratamientos específicos. De acuerdo a las experiencias más comunes de los profesionales de la salud, es habitual que al consultorio lleguen personas aquejadas por una rinitis infecciosa (ocasionada por alguna bacteria o un virus) y por rinitis hormonal (casos que aparecen durante el embarazo o en quienes padecen hipertiroidismo).

Junto a ellas, también se suelen diagnosticar rinitis vasomotoras (por el empleo de medicación nasal vasoconstrictora), rinitis medicamentosas (desarrollada tras la ingesta periódica de progesterona y/o antidepresivos), rinitis hipertróficas, rinitis atróficas, rinitis mecánicas y rinitis físicas, todos cuadros que se caracterizan por generar inflamaciones nasales pero por estímulos o agentes diferentes entre sí.