Tipos de pagos




Un pago es un dinero o especie que se entrega a cambio de servicios, mercancías o actividades incluidas en el rubro comercial. En países como Argentina, Uruguay y Bolivia, además, el término se utiliza para hacer referencia al sitio donde ha nacido o está arraigado un individuo (“José se mudó a la gran ciudad, pero extraña sus pagos”, “A Mario lo conozco, es de mis pagos”).

Según las motivaciones que impulsen el pago, las características que éste posea y los métodos elegidos para llevarlo a cabo, el pago puede definirse de distintas maneras.

Una clase de pago es el llamado sin causa, el cual surge cuando se comprueba que se abonó algo sin la existencia de una deuda y, por lo tanto, se puede contemplar la posibilidad de reintegrar el dinero a quien lo aportó.

También hay pagos con subrogación (cuando un acreedor reemplaza a otro en el derecho de cobrar una deuda, ya sea de modo convencional o por vía legal) y otros que se realizan por consignación, una modalidad que se lleva a cabo cuando el deudor se ve imposibilitado de saldar su deuda porque no conoce al acreedor o éste no acepta la voluntad de pago.

Además de ellos, hay pagos al contado (con dinero en efectivo), pagos electrónicos (los cuales se relacionan al comercio electrónico por Internet y permiten efectuar compras en tiendas virtuales), micropagos (pagos de pequeños montos que se llevan a cabo por medio de tarjetas prepago, sistemas telefónicos y/o cuentas virtuales) y pagos diferidos, entre otros.