Tipos de ondas mecánicas




Cuando se habla de ondas mecánicas no se hace referencia a cualquier tipo de onda, sino a aquellas que se caracterizan por crearse a partir de la perturbación de las propiedades mecánicas en un determinado material.

Para que se desarrolle una onda mecánica, como lo es el sonido por ejemplo, es necesario que exista alguna fuente que genere la perturbación, pero también debe haber un medio físico donde se propaguen los movimientos y otro que termine por recibir la perturbación.

Como el concepto de onda mecánica es amplio, quienes estudian estos fenómenos y realizan experimentos para analizarlos en profundidad han establecido distintas categorías para clasificarlos con exactitud en función de sus características.

Así, entonces, es posible encontrar bajo la denominación de onda mecánica a las ondas de tipo elástico, a las ondas sonoras y a las ondas de gravedad.

Al estudiar las particularidades de cada perturbación, se pueden reconocer más detalles sobre las ondas mecánicas y cada subgrupo asociado a ellas. Al respecto, es interesante selañar que cuando se produce una vibración de partículas en un eje paralelo a la dirección de propagación, tal como sucede con las denominadas ondas sonoras, se las llama ondas longitudinales, mientras que aquellas que vibran en un eje perpendicular son ondas transversales. En este último grupo, las ondas mecánicas (como lo son aquellas que se propagan a través de una cuerda tensa) conviven con las ondas electromagnéticas, las cuales se diferencian del resto por no necesitar un material para propagarse: en su caso, tienen la capacidad de extenderse por el espacio libre.