Tipos de navegadores




Se dice que un navegador (término derivado del latín navigātor) es aquella persona que navega (aunque a estos individuos que viajan o pilotean una embarcación que, por lo general, se desplaza por el mar se los suele llamar navegantes), así como también lo es todo sistema creado para navegar en distintos ámbitos. En base a esta definición, entonces, es posible advertir a simple vista que existen diversas clases de navegadores.

Los desarrollos asociados a Internet, por ejemplo, han permitido la aparición de los denominados navegadores web, tal como lo son, por citar algunos como muestra, el Internet Explorer, el Mozilla Firefox y el Google Chrome. De este amplio grupo también forman parte los micronavegadores, unas aplicaciones diseñadas especialmente para los dispositivos móviles.

Cabe resaltar que los expertos en informática han diseñado múltiples alternativas en materia de navegadores y, gracias a eso, es posible hallar navegadores web para sistema DOS, navegadores web para Linux, otros que hacen lo propio en Unix, algunos que funcionan con Windows y hasta existen propuestas que por sus alcances se consideran como multiplataformas.

Además de los citados en los párrafos anteriores, hay en la actualidad navegadores de tipo satelital (instrumentos portátiles que el común de la gente reconoce por la sigla GPS), autonavegadores gratuitos, otros que se consideran académicos por la clase de utilidad que poseen y hay también navegadores virtuales que se comercializan en diferentes versiones, algunas más sofisticadas que otras tal como sucede en cualquier ámbito que resulte enriquecido por productos que con el tiempo evidencian notorias evoluciones.