Tipos de navajas




Una navaja es un tipo de cuchillo que tiene la particularidad de tener una hoja que puede ser doblada sobre el mango para que su filo no dañe a quien manipule esta popular herramienta que surgió en territorio español a fines del siglo XVI.

El arma puede ser utilizada con diferentes propósitos y presentar diseños distintos, por eso quienes pretenden adquirir una navaja deben informarse antes sobre las alternativas que existen en el mercado.

La navaja que necesita todo hombre para recortar su barba, por ejemplo, es la denominada navaja barbera o de afeitar, un elemento muy afilado que está fabricado, por lo general, con acero templado.

Ya para unificar en un mismo producto varias aplicaciones y poder realizar con él múltiples acciones se recomienda la navaja multiusos, como lo es, por ejemplo, la navaja suiza o las navajas-llaveros que permiten transportar llaves e, incluso, sirven para abrir botellas.

De querer despellejar las reses, en cambio, habrá que apelar a la navaja cabritera, pero si se desea obtener una herramienta pequeña sin sistema de bloqueo que en otras épocas permitía cortar las plumas de ave que se utilizaban para escribir, entonces habrá que conseguir una navaja cortaplumas.

Cabe destacar que, además de las clases mencionadas, es posible agrupar a las navajas según sea su mecanismo de apertura o las características de su mango. Así, pues, se pueden distinguir a las navajas de apertura manual, las automáticas, las semiautomáticas o de apertura asistida, las de gravedad, las de abanico y a las bautizadas como de carraca, entre otras.