Tipos de licencias




Cuando alguien consigue una autorización para llevar a cabo una determinada acción, se dice que ha logrado una licencia. A su vez, este término que deriva del latín licentĭa se emplea para hacer referencia al nivel académico de un licenciado, así como también se lo utiliza en el marco del Derecho para dar nombre al fallo de una entidad que otorga libertad para desarrollar la actividad solicitada por el beneficiario de la licencia.

Como se puede advertir, los significados que se le atribuyen a este concepto son numerosos y abarcan múltiples ámbitos. Por esa razón, a continuación incluiremos datos precisos que permitirán apreciar algunas de las muchas clasificaciones admitidas para este vocablo.

En una empresa especializada en cualquier rubro, por citar un caso, un trabajador puede gozar de licencia médica por motivos de salud (en el caso de las mujeres, también se acostumbra gestionar las denominadas licencias por maternidad una vez que se da a luz), mientras que un militar puede ser objeto de una licencia absoluta.

Licencia poética, licencia de conducir, licencia de artes, licencia de armas, licencia de software, licencia de obras, licencia pública, licencia de taxi y licencia de piloto comercial son otros tipos de licencia que se mencionan a diario en distintos rincones del mundo. Por supuesto, las opciones en materia de licencias no se limitan a las mencionadas líneas arriba: en cada ámbito al que uno le preste atención se pueden descubrir variantes específicas que dan cuenta de permisos y libertades para cumplir un determinado propósito.