Tipos de felinos




Los felinos son mamíferos que, pese a formar parte de la familia felidae y pertenecer al orden carnivora, pueden ser miembros de distintas especies.

Al hacer foco en este grupo para identificar a sus integrantes, por lo tanto, es posible encontrar ejemplares de tigre, león, jaguar y leopardo, así como también linces, gatos, panteras y pumas.

Si bien muchos de ellos viven en estado salvaje, algunos crecen y se reproducen en cautiverio por voluntad del hombre, quien a través de este método evita la extinción de diversas familias de animales. Claro que, mientras muchas personas desarrollan esta tarea con buenas intenciones, en otros rincones del mundo seres sin escrúpulos se dedican a cazar por deporte o ambiciones comerciales y atentan contra la supervivencia de estas maravillosas criaturas de afiladas garras.

Los zoológicos y los bioparques son sitios que, con frecuencia, sorprenden a sus visitantes con leones blancos, tigres siberianos y/o de Bengala, o con los veloces guepardos, aunque si uno desea comprobar de cerca y en la vida cotidiana cómo se comportan los felinos y qué clase de temperamento poseen, no tiene más que adoptar como mascota a un gato doméstico.

Menos común pero no por eso imposible es contemplar en condiciones normales a felinos como el leopón (animal híbrido que nació por la unión de un leopardo y una leona), el ligre (resultado de la cruza entre una tigresa y un león), el pumapardo (descendiente de un puma y un ejemplar hembra de leopardo), un tigardo (criatura surgida del vínculo logrado entre un tigre y un leopardo hembra) y un tigón (cuyo padre ha sido un tigre y su madre, una leona).

Como resulta evidente, el universo felino es variado y está enriquecido por numerosas especies.