Tipos de cromosomas




Un cromosoma es un filamento condensado de ácido desoxirribonucleico cuyo número es constante para cada especie animal o vegetal. Esta especie de bastones, dicen los expertos, se vuelven visibles en el núcleo de las células durante la mitosis.

Cabe resaltar que, en función de sus características y particularidades, los cromosomas se agrupan en distintas categorías para facilitar su reconocimiento. Una de las clasificaciones reconocidas a escala internacional es la que los divide en conjuntos numerados entre el 1 y el 22 (el primero está considerado como el cromosoma humano más grande ya que contiene 3.141 genes y el 22 es el segundo más pequeño de los cromosomas humanos), pero hay otras categorizaciones que permiten identificar con mayor precisión al resto de los cromosomas.

En el hombre y otros mamíferos, por ejemplo, se puede identificar al cromosoma X y al cromosoma Y, dos filamentos de tipo sexual. Si se registran dos cromosomas X se determina el nacimiento de una hembra, pero si la combinación de cromosomas es XY, se trata de un macho.

Además de los mencionados, hay cromosomas en escobilla (que también se conocen como cromosomas plumosos y son uno de los tipos de cromosomas más grandes que aparecen en los oocitos de la mayoría de los animales a excepción de los mamíferos), cromosomas politénicos, isocromosomas (cromosoma metacéntrico anormal que se origina durante la mitosis o meiosis), cromosomas artificiales (manipulados a partir de la ingeniería genética) y cromosomas B o supernumerarios (un grupo presente en ciertas especies animales y vegetales que no es esencial para el desarrollo de la vida y se caracteriza por ser de carácter heterocromático y no codificante en su mayor parte).