Tipos de ciencia




El conjunto estructurado de conocimientos que se obtienen a través de la observación y el razonamiento y permiten deducir principios y leyes generales se denomina ciencia.

Este concepto que contempla el desarrollo de diversos métodos y la aplicación de múltiples técnicas para recopilar y organizar datos se ramifica y da origen a numerosas categorías según sea su objeto de estudio.

Al hacer foco en la naturaleza y analizar los aspectos físicos del mundo por medio del método experimental, se impulsan a las ciencias naturales, un campo que agrupa a especialidades como la astronomía, la biología y la geología.

Las ciencias formales, en cambio, están integradas por la matemática, la lógica y la computación teórica y se caracterizan por trabajar con ideas mentales y avanzar en las investigaciones valiéndose de la lógica deductiva. La ciencia básica (también llamada ciencia pura), por su parte, es aquella que no posee fines prácticos inmediatos sino que sólo persigue el propósito de ampliar el conocimiento.

A nivel ciencia, también hay espacio para las denominadas ciencias humanas (concepto epistemológico que aglutina a las ciencias que tienen como objeto de estudio al ser humano y su cultura, tales como la filosofía, la psicología y la antropología) y las ciencias ocultas (segmento basado en la magia, la alquimia, la astrología, etc), así como se pueden distinguir disciplinas diferenciadas bajo los términos de ciencia dura o ciencia blanda.

La ciencia ficción, en cambio, es un género que enriquece a la literatura y a la industria cinematográfica y se basa en logros hipotéticos del futuro.