Tipos de barba




Se denomina barba al pelo que, en los hombres, suele crecer sobre los pómulos, alrededor de la boca y en la barbilla (mentón) de jóvenes y adultos. Si bien se trata de algo común entre los integrantes del género masculino, a lo largo de la historia el vello facial ha sido relacionado a la sabiduría, la potencia sexual, la clase social o hasta a la falta de higiene.

Si bien hay algunas personas que prefieren afeitar su barba y lucir su rostro sin pelo, hay otros que acostumbran aprovechar su vello facial para modificar su apariencia. De acuerdo al tipo de recorte realizado en la barba, es posible enmarcar el look en distintas categorías.

La barba incipiente, por ejemplo, es aquella que está en proceso de crecimiento y se evidencia como una especie de pelusa, mientras que unos pocos pelos crecidos sólo en la barbilla dan origen a la llamada barba de chivo o “chivita”.

La barba candado, por su parte, rodea a la boca e incluye al bigote, mientras que la barba completa se caracteriza por no dejar espacios de piel sin cubrir en la zona inferior del rostro, justo por debajo de la nariz.

Si uno busca a través de la barba realzar sus rasgos y tener una apariencia prolija, entonces deberá tener en cuenta la forma de su rostro y dedicarle tiempo al corte elegido.

Una cara redonda, por ejemplo, se verá estilizada con una minúscula barbilla que nazca desde el labio inferior, mientras que una cara de líneas alargadas lucirá mejor si la barba sólo se extiende hacia el mentón y no cubre la zona del cuello. Un rostro cuadrado, asimismo, será más equilibrado si se lo acompaña con una barba tipo candado, así como el semblante triangular puede verse embellecido a través de una barba espesa.