Tipos de adjetivos




Un adjetivo es una palabra capaz de expresar cualidades y determinar o calificar a un sustantivo en medio de una oración. Del análisis gramatical de este tipo de términos surgen muchas categorías que permiten establecer e identificar funciones específicas de cada grupo de adjetivos.

Los adjetivos adjuntos, por ejemplo, van unidos al nombre y generan expresiones como “linda casa” o “casa linda”, mientras que los atributivos requieren un verbo copulativo para vincularse al sustantivo (“el reloj estaba roto”, “la silla era incómoda”).

El adjetivo explicativo, por su parte, resalta una condición del sustantivo y es un recurso que abunda en el lenguaje literario (“es tan irresistible como la dulce miel”, “la fría nieve invitaba a permanecer en el refugio”), así como el adjetivo especificativo tiene como fin distinguir a un objeto o individuo del resto (“la pelota roja quedó en la arena”, “tus zapatillas plateadas son vistosas”).

A la hora de hablar o escribir, también es posible hacer uso de los adjetivos calificativos (“esa bella tarde Julia se marchó para siempre”, “el inquieto gato no dejaba de saltar”), los comparativos (“Belén es tan linda como su hermana mayor”, “Sebastián es más alto que yo”), los gentilicios (“la literatura francesa es interesante”, “esa dama peruana conquistó a los españoles”), los cardinales (“compré dos naranjas”, “le regalé una campera”), los ordinales (“Jamás olvidó su primer beso”, “ya es el tercer campeonato que pierden”), posesivos (“mi perro es obediente”, “tus útiles quedaron en la escuela”), interrogativos (“¿qué vestido me pongo?”, “¿cuántas gaseosas harán falta para la fiesta?”), entre muchos otros.