Tipos de techos




Con origen en el vocablo en latín tectum, la palabra techo se utiliza en idioma español para hacer alusión a múltiples cuestiones. Su interpretación más común la relaciona a las cubiertas que cierran un ambiente en un hogar o construcción (“Hay una rajadura en el techo de la cocina”, “El techo de la habitación está recién pintado”), pero también se lo aprovecha como sinónimo de hogar, domicilio o vivienda (“Ahorré toda mi vida para tener un techo propio”).

TechosPor otra parte, el techo de algo puede ser su límite más elevado (“Las autoridades fijaron un techo a la negociación salarial”). Desde la perspectiva de los meteorólogos, un “techo de nubes” se advierte frente a un cielo cubierto al hacer foco en la altitud de la base de la línea inferior de las nubes. En el campo aeronáutico, en cambio, aparece con frecuencia la idea de “techo de vuelo”, expresión que indica la mayor altitud que, en determinadas circunstancias, puede llegar a alcanzar una aeronave.

Como queda en evidencia al buscar información sobre definiciones y aplicaciones de este concepto, múltiples son los sentidos que se le puede dar a esta noción, que a la vez se subdivide en numerosas categorías según a qué elemento o cuestión haga alusión.

Sin entrar en detalles que dificulten la comprensión de este texto, podemos señalar la existencia de techos de paja, techos de chapa, techos de madera, techos de acrílico y techos de plástico, entre otros materiales que permiten darle una terminación a diferentes clases de edificaciones.