Tipos de subrayado




Cuando una palabra o frase aparece en un texto con una línea o resaltado que la hace destacar o sobresalir, se habla de subrayado. Este procedimiento, que permite distinguir ideas importantes o conceptos clave, es de gran utilidad a la hora de estudiar, para retener ciertos datos, al hacer un resumen o síntesis de párrafos o libros y al querer llamar la atención del lector por algún motivo.

SubrayadoPara subrayar no existe una única alternativa, sino varias opciones con particularidades propias que resultan interesantes de conocer para poder emplear la técnica más útil en función de cada contexto.

Si bien cada persona puede adoptar el sistema de subrayado que le resulte más sencillo, hay propuestas predeterminadas que se aplican a nivel mundial más allá de las modificaciones que uno le pueda realizar. Así, entonces, podemos distinguir al subrayado de carácter lineal (el cual consiste en aplicar una línea debajo de la o las palabras que querramos remarcar) frente al subrayado estructural (aplicado sobre uno de los márgenes, generalmente el izquierdo, y compuesto por corchetes, llaves, números y otros símbolos similares). El subrayado de integración, por su parte, invita a armar un código propio y a aprovechar signos gráficos para marcar dudas, aclarar algo del texto, remarcar alguna cuestión, etc.

De hacer foco en los estilos de subrayado que permite el programa Microsoft Word, encontraremos como alternativas un subrayado sencillo que no distingue espacios, la posibilidad de subrayar únicamente palabras (es decir, respetando las separaciones de cada término), la idea de marcar el texto con un subrayado doble (con dos líneas), la opción de hacer un subrayado en los espacios en blanco y de resaltar vocablos u oraciones con un subrayado de tipo decorativo.