Tipos de piñatas




Al leer o escuchar el término ‘piñata’, muchos de nosotros pensamos inmediatamente en los adornos que suelen colgarse del techo o ubicarse a gran altura en el marco de una fiesta infantil con el propósito de que, al ser desgarrados, dejen caer caramelos o juguetes. Pero si uno consulta un diccionario descubrirá que esta palabra derivado del latín pignatta tiene un significado mucho más amplio.

En primer lugar, se define a piñata como una clase de olla gruesa y de dimensiones profundas, así como también se la describe como una vasija fabricada con barro en la cual se incluyen diversos tipos de golosinas para ser disfrutadas durante el festejo de máscaras que tiene lugar el primer domingo del periodo de Cuaresma.

Para que esta pieza pueda adaptarse a cada celebración, han surgido a nivel mundial un gran número de propuestas que diversifican a estos productos que, por lo general, son coloridos y atractivos a nivel visual.

Como alternativas a tener en cuenta a la hora de elegir una piñata se pueden citar entonces a las piñatas artesanales que uno mismo puede fabricar en el hogar valiéndose de diferentes materiales; a las piñatas temáticas (que pueden diseñarse en función al personaje, deporte o cualquier otra cuestión de interés para quien vaya a ser agasajado); a las piñatas mexicanas (piezas que tienen varias puntas y un gran valor ornamental) y a las piñatas creativas que pueden realizarse con materias primas poco convencionales (como el papel reciclado, las botellas de plástico o prendas de vestir en desuso) o tener formas fuera de lo común, entre muchas otras.