Tipos de pasión




El diccionario de la Real Academia Española (RAE) presenta al concepto de pasión como un término de raíces griegas y latinas, y le reconoce varias acepciones. A fin de conocer en profundidad las aplicaciones de esta noción y aprender a identificar las diversas clases de pasión existentes, hemos decidido recopilar información al respecto para organizarla y compartirla con ustedes.

Según pudimos establecer, se puede definir como pasión al acto de padecer, pero su significado más extendido refiere al entusiasmo, fogosidad y efusividad que puede experimentar un individuo ya sea hacia otro ser o bien frente a alguna actividad que le resulte interesante y encantadora.

Si se aborda la palabra desde el lado de las emociones y los sentimientos, entonces, puede relacionarse la pasión a lo que sienten dos personas que se aman cuando tienen encuentros íntimos pero también al fervor que se tiene respecto a un equipo de fútbol, por citar un caso posible.

Cuando se habla de pasión de ánimo, en cambio, se busca resaltar el estado de desconsuelo, pesar o tristeza de alguien, así como mencionar el “Domingo de Pasión” es aludir al domingo de Cuaresma número cinco.

Una visión religiosa, por otra parte, llevará a centrar la atención en la Pasión de Cristo (tal como se conoce al periodo que abarca desde la Última Cena hasta el momento de cruxifición, deceso y resurrección de Jesús), así como en el entorno musical se presentará a la pasión como un género inspirado en tramos del Evangelio. Por fruta de la pasión, por otra parte, se conoce al maracuyá, un fruto comestible que crece en la planta que, en muchos países, ha sido bautizada como pasionaria.