Tipos de neurosis




La neurosis es una enfermedad funcional del sistema nervioso que se caracteriza por la inestabilidad emocional y la distorsión del pensamiento racional.

Según los expertos, existen muchas variantes asociadas a este desequilibrio psicológico que no posee una base orgánica demostrable ya que las causas y el desarrollo de este trastorno dependen de muchos factores.

Así, entonces, es posible señalar que mientras unos padecen la llamada neurosis de angustia (manifestada con ataques, molestias somáticas y mareos, entre otros síntomas), otros sufren neurosis fóbica (la cual tiene la particularidad de provocar miedos irracionales de gran intensidad y fuertes ataques de angustia).

También hay cuadros que los profesionales de la salud enmarcan en la neurosis obsesivo-compulsiva (pensamientos recurrentes de perfil pesimista, estados depresivos y sentimientos de culpa) o, de estar marcada por reacciones pesimistas donde hay espacio para la autocrítica excesiva y la disminución de la confianza, en la neurosis depresiva.

Más allá de estas clases de neurosis, es interesante tener en cuenta que este tipo de trastorno puede ser diagnosticado como neurasténico (con síntomas como la debilidad, la predisposición hacia la fatiga y un nivel bajo de autoestima) o responder a las variantes de neurosis de despersonalización (problema que lleva al afectado a experimentar pánico y a sentir extrañas a ciertas partes de su cuerpo), neurosis hipocondríacas (marcada por la preocupación respecto a diversos procesos orgánicos) y neurosis histéricas, las cuales pueden ser de tipo conversivo (reconocible por una actitud de indiferencia y crisis convulsivas) o bien de carácter disociativo (alteraciones de la conciencia y del sentido de identidad).