Tipos de mercadeo




El mercadeo, también llamado marketing, está definido por la Real Academia Española (RAE) como el conjunto de operaciones que se desarrollan en torno a una mercancía desde que ésta se produce hasta que llega al consumidor.

De este concepto pueden apreciarse múltiples categorías que surgen de acuerdo a las distintas aplicaciones y características de la noción. Existe, por ejemplo, el mercadeo de cuentas (o mercadeo de cuentas claves) dirigido a clientes frecuentes (e individuales) que constituyen su mercado meta.

Por su parte, el llamado mercadeo del negocio está respaldado y organizado por la industria, el producto o el canal. El mercadeo ambiental, en cambio, se distingue como una rama del marketing social que apunta a adaptar las acciones de una compañía para otorgarles un perfil ecológico tanto a nivel social como empresarial.

En el campo de la mercadotecnia también suele hablarse de mercadeo de atracción, una técnica diseñada para enseñarle a un potencial consumidor en qué consiste el material o servicio ofrecido y cómo puede beneficiarlo.

El mercadeo corporativo, asimismo, es una disciplina que permite establecer, dentro de una misma organización, estrategias que consigan fidelizar a los empleados y lograr de este modo una mejora en su productividad.

En este ámbito vinculado a los negocios es posible también distinguir al marketing de destinos, un rubro que aprovecha las bases fundamentales del mercadeo tradicional para realzar las bondades de un destino turístico.

Bajo otras condiciones se destaca el mercadeo directo, un sistema interactivo que se vale de uno o más medios de contacto para obtener una respuesta medible de un público objetivo.

El moderno marketing 2.0, el marketing de guerrilla, el marketing industrial, el internacional, el interno, el móvil y el llamado marketing multinivel son otras propuestas que complementan y enriquecen al universo del mercadeo.