Tipos de gimnasia rítmica




Dentro de todas las alternativas que ofrece la gimnasia para desarrollar un ejercicio se encuentra la gimnasia rítmica, una especialidad que combina pasos de danza y la utilización de diversos accesorios para acompañar la melodía que dirige cada movimiento.

Este deporte que puede ser apreciado en exhibiciones y/o competiciones contempla dos modalidades: la individual y la grupal. Además, permite al interesado optar por distintos estilos ya que cada elemento reconocido como complemento aporta variedad en las técnicas propias de la gimnasia rítmica.

En esta disciplina es posible realizar figuras por medio de cuerdas que, según las reglas que rigen las competiciones, pueden ser utilizadas para saltos y giros pero jamás deben tocar el suelo.

Otra opción es realizar la presentación con un aro rígido de madera o plástico, el cual exige a la gimnasta que lo utiliza una buena coordinación en sus movimientos y flexibilidad corporal, así como también está aceptada la elección de la pelota como complemento. En este caso, se debe evitar que el objeto permanezca inmóvil en el suelo y conseguir que su movimiento esté en armonía con los desplazamientos corporales. Sin tomarla con fuerza (caso contrario se suele sancionar al deportista), el gimnasta debe lograr que este elemento acompañe la precisión de cada giro, rebote y/o figura desarrollada con el cuerpo.

Por último, hay que destacar que la gimnasia rítmica también admite como piezas auxiliares de quien o quienes realizan la presentación a las mazas de plástico, caucho o madera y a las cintas confeccionadas en satén o materiales no almidonados que posean una varilla (estilete) de madera, bambú o fibra de vidrio.