Tipos de ganglios




El lenguaje médico permite saber que ganglio es un término que se utiliza para definir a un pequeño quiste que se forma en los tendones y en las aponeurosis. Estas formaciones tienen, por lo general, una morfología esférica y se localizan en distintos rincones del cuerpo humano.

De acuerdo a su ubicación y características, los ganglios pueden ser considerados como linfáticos (órganos que aparecen intercalados en el trayecto de los vasos linfáticos cuya misión es actuar como filtros para la linfa y en la maduración de los linfocitos) o nerviosos (formación nodular que se ubica en el trayecto de los nervios y surge por acumulación de cuerpos neuronales).

Si, en cambio, son protuberancias formadas en los tendones o en las aponeurosis y su examinación permite reconocerlos como tumores benignos, entonces reciben el nombre de gangliones.

De realizar un análisis más profundo de los ganglios y estudiarlos por áreas, es posible también saber de la existencia y particularidades de los ganglios basales, los ganglios espinales, los ganglios autonómicos (grupo de tipo nervioso que se ramifica en ganglios simpáticos y ganglios parasimpáticos), los ganglios paraaórticos y los ganglios celíacos, entre muchos otros.

Cabe destacar que, con el paso de los años y el avance de la ciencia, los conocimientos médicos han llevado a asociar el concepto de ganglio a expresiones poco reconocidas por el común de la gente pero de gran importancia en el campo de los diagnósticos médicos, tal como lo son las nociones de ganglio centinela y la de ganglio estallado.