Tipos de bloqueo




Bloqueo, un concepto que nace en torno a la acción y al efecto de bloquear (interceptar, obstruir, cerrar el paso de algo o alguien), es una palabra que se utiliza en distintos ámbitos para hacer referencia a múltiples cuestiones.

Cuando los esfuerzos se destinan a evitar con fuerzas marítimas que la información, la ayuda, las provisiones o las tropas lleguen a destino, por ejemplo, se habla de bloqueo efectivo, así como también se puede hablar de bloqueo naval si la estrategia militar busca evitar en territorio marítimo que el enemigo reciba suministros.

Similar es el bloqueo entendido desde las reglas del voleibol, aunque en este deporte la acción sólo consiste en que dos o tres jugadores salten junto a la red con los brazos en alto para impedir o dificultar el paso del balón hacia el propio campo de juego.

Otros bloqueos, asimismo, tienen carácter social y afectan áreas urbanas por tratarse de una medida de fuerza utilizada por diversos sectores (organizaciones patronales, estudiantes, sindicatos, etc.) para realizar protestas y reclamos. Estos bloqueos suelen ser por tiempo indeterminado y aplicarse a calles, rutas interurbanas, puentes o autopistas, impidiendo así el paso de peatones y/o automovilistas.

Los más memoriosos, además, tal vez recuerden con estos datos al Bloqueo Continental, un sistema económico y comercial que Francia impuso para excluir a Gran Bretaña de todo intercambio mercantil con el resto de Europa.

En informática, por otra parte, este término se utiliza como sinónimo de restricción, ya sea a nivel parcial, temporal, permanente o total. Los usuarios de Internet, asimismo, suelen hablar de bloqueo cuando, por ejemplo, impiden en sistemas de mensajería instantánea, redes sociales o foros los mensajes de un determinado contacto.