Tipos de abdominales




El término abdominal se vincula siempre a todo aquello que pertenece o guarda relación con el abdomen (o dicho de otro modo, que está contenido en la cavidad abdominal, la cual está recubierta en su interior por una membrana denominada peritoneo), pero el plural de este vocablo se asocia por lo general a una serie de ejercicios desarrollados para fortalecer los músculos de la zona abdominal.

De no querer hacer foco en la actividad física y centrar la atención en los órganos, vísceras y músculos del área mencionada, pueden ser resaltados la aorta abdominal (segmento de la aorta que comienza al atravesar el diafragma y termina cuando se bifurca) y la aleta abdominal (correspondiente a cada una de las dos extremidades posteriores de los vertebrados terrestres).

En cambio, si lo que se desea es tonificar esa zona del cuerpo, hay que consultar con un profesional para que sea él quien recomiende y supervise las rutinas más convenientes. Seguramente, él propondrá series donde aparezcan combinados los ejercicios abdominales superiores con los ejercicios para la zona abdominal oblicua y los ejercicios abdominales laterales superiores e inferiores.

Como se trata de un área que queda al descubierto en verano, tanto hombres como mujeres quieren mantener firme sus abdominales por cuestiones de estética. Por el lado de ellas, el deseo más intenso es el de lucir una panza plana y tonificada, mientras que los caballeros suelen ocuparse de sus abdominales en el gimnasio para seducir a la platea femenina con un torso marcado y atlético