Tipos de proyectos de vida

30 Ene 2012

Por proyecto, término derivado del latín proiectus, se entiende la idea de un pensamiento, designio o conjunto de actividades que busca concretar un fin específico. Cuando esta clase de acciones está enfocada al cumplimiento de deseos íntimos y muy personales del ser humano, se habla de proyecto de vida.

Como se trata de un concepto muy amplio que abarca múltiples ámbitos, al reparar en la noción de proyecto de vida siempre conviene tener presente en qué aspecto influirá ese plan en la realidad de quien lo diseña.

Así, por lo tanto, si la meta es destinar varios años al armado de las condiciones propicias para cumplir un propósito personal, se hablará de proyecto de vida a largo plazo, pero si el desafío tiene un límite cercano en el tiempo se lo definirá como un proyecto de vida inmediato o a corto plazo.

Asimismo, hay proyectos de vida que guardan relación con un estilo que se busca adquirir a nivel individual (proyectos de vida sana, proyectos de vida religiosa, proyectos de vida sustentable, etc.) y otros que se trazan en función de las propias expectativas laborales.

De este modo, entonces, mientras algunos arman un proyecto de vida basado en sueños genéricos (como lo puede ser concluir una determinada carrera, contraer matrimonio y/o tener hijos), otros se centran más en los detalles y organizan un plan más específico de relevancia social que, si bien involucra al propio individuo, por lo general guarda relación con su interacción con el medio, como sucede al tener como prioridad alcanzar el éxito personal a través de una profesión.



Tipos de polímeros

30 Ene 2012

Un polímero es un compuesto químico, natural o sintético, que se forma por polimerización y se basa en unidades estructurales que se repiten. En otras palabras, se trata de una sustancia formada por una cierta cantidad de moléculas que surgen por la unión de monómeros, es decir, moléculas más pequeñas.

Para resaltar sus características y clasificarlos de acuerdo a distintas variables los expertos suelen encuadrar a los polímeros en diversas categorías, las cuales no siempre resultan excluyentes ya que un mismo tipo de polímero puede pertenecer a dos o más grupos.

Así, entonces, si se valora el origen de un polímero se pueden identificar a los polímeros naturales, semisintéticos y sintéticos. Los primeros, según se desprende de la teoría, están presentes en la naturaleza, mientras que los segundos se obtienen a través de la transformación de los polímeros naturales. Los sintéticos, por su parte, se logran de modo industrial, a partir de monómeros.

Si se estudia su mecanismo de polimerización, asimismo, se los describirá, según cada caso, como polímeros de condensación, polímeros de adición, polímeros formados por reacción en cadena y polímeros formados por reacción por etapas.

En cambio, si se opta por destacar su composición química se podrá discernir entre polímeros orgánicos (los cuales poseen en su cadena principal átomos de carbono) e inorgánicos (grupo que se forma exclusivamente con átomos de carbono). Además, en este plano adquieren relevancia subcategorías como las de los polímeros estirénicos, los polímeros vinílicos halogenados, los polímeros acrílicos y los polímeros orgánicos no vinílicos.

Otras clasificaciones posibles: según sus propiedades y finalidades (dando lugar a los conceptos de elastómeros, plásticos, fibras, recubrimientos y adhesivos) y según su comportamiento frente a incrementos térmicos (clasificación que da origen a los termoplásticos, termoestables y elastómeros).



Tipos de razonamiento

27 Ene 2012

La acción y el efecto de razonar (proceso que exige ordenar las ideas en la mente para llegar a una conclusión) se denomina razonamiento. Este concepto, además, hace referencia a la facultad para demostrar algo o persuadir con explicaciones a alguien.

De acuerdo a las características que posea el desarrollo de este proceso mental y el tipo de actividad que se lleve a cabo a la hora de razonar, es posible definir al razonamiento de diversas maneras.

Si los esfuerzos están orientados a la necesidad de dar argumentos, o de expresar con palabras un razonamiento, por ejemplo, se lo encuadrará en el segmento de razonamiento argumentativo, pero si la acción predominante se basa en el análisis de un argumento para determinar su validez o falsedad, se opta por presentarlo como razonamiento lógico o causal.

Dentro del grupo de razonamientos lógicos, asimismo, es posible diferenciar los procesos en razonamientos deductivos (cuando la conclusión se infiere de las premisas evaluadas), los razonamientos inductivos (donde se formulan conjeturas en base a probabilidades) y en razonamientos no deductivos (modalidad en la cual hay sólo probabilidades ya que la naturaleza de las premisas no da por cierta una conclusión).

Cuando se trata de un razonamiento informal o no lógico, en cambio, hay quienes definen al proceso como argumentación.

Para completar las posibilidades de razonamientos que reconocen los expertos, no podemos dejar de mencionar al razonamiento circular, al abductivo, al analógico, al automatizado, al aproximado ni al razonamiento crítico, aunque hay que decir que existen definiciones más específicas en materia de razonamiento.



Tipos de polígonos

27 Ene 2012

Un polígono, desde la perspectiva de la geometría, es una porción de plano, denominada figura, que está limitada por líneas rectas. Ya a nivel más general, el término se entiende como una unidad urbanística que está constituida por una superficie de terreno delimitada para múltiples propósitos (valoración catastral, planificación residencial, ordenación urbana, etc.).

Si se hace mención a las figuras geométricas, las clasificaciones pueden llevarse a cabo por el número de lados (trígono, tetrágono, pentágono, etc.) y por la forma de su contorno (criterio que da lugar a las nociones de polígonos simples, complejos, convexos, cóncavos, regulares, irregulares, equiláteros y equiángulos).

De profundizar en las variedades de polígonos geométricos, se advierte también que existe un conjunto de polígonos, denominados estrellados, que se forman a partir del trazado de diagonales en polígonos regulares. Asimismo, resulta interesante saber que la frase ‘Polígonos de Thiessen’ hace referencia a una construcción geométrica que permite llevar a cabo una partición del plano euclídeo. Por sus características, los Polígonos de Thiessen (llamados así en honor al meteorólogo estadounidense Alfred H. Thiessen) constituyen uno de los métodos más simples de interpolación.

En cambio, si se amplía el alcance de este término se pueden identificar otras clases de alternativas, entre las cuales se pueden mencionar a los polígonos de tiro (un campo destinado a prácticas de artillería), los polígonos industriales (espacios también llamados parques o cinturones industriales donde, como su nombre lo indica, se llevan a cabo actividades de tipo industrial) y los polígonos interiores y exteriores, por citar algunas a modo de ejemplo.



Tipos de ondas electromagnéticas

26 Ene 2012

Una onda electromagnética se caracteriza por ser la vía de propagación de la radiación electromagnética a través del espacio. Según los expertos, estas ondas que permiten el traslado de los campos eléctricos y magnéticos que surgen por las cargas eléctricas en movimiento no requieren un medio material para desplazarse ya que pueden extenderse por el vacío.

Dentro de este conjunto, agregan los expertos, existen varias clases de ondas electromagnéticas comprendidas en distintos intervalos de frecuencia. Así, entonces, se pueden reconocer a las ondas radioeléctricas (aquellas que se utilizan en la televisión y/o radiodifusión), a las ondas luminosas (cuya frecuencia está contemplada en el rango de la luz visible), a los rayos X, a las microondas y a los rayos gamma, por citar algunas.

A las mencionadas en el párrafo anterior, habría que agregarle además la onda electromagnética portadora, la cual tiene la particularidad de ser de alta frecuencia y de poder radiarse y propagarse a distancia. Con su modulación, tal como se puede comprobar en la práctica, es posible transmitir señales de baja frecuencia, como las del video y el sonido.

Cabe resaltar también que, a partir de las ecuaciones de Maxwell, es posible determinar las propiedades de las ondas electromagnéticas. Con esta base, se pueden describir a las ondas linealmente polarizadas y hablar de ondas electromagnéticas planas.



Tipos de planeación

26 Ene 2012

En los países de habla hispana, es habitual que a la hora de referirse al trazado de un plan y al mencionar objetivos que se desean realizar ya sea a corto, a mediano o a largo plazo la gente haga uso del concepto de planeamiento o planeación.

De acuerdo a la finalidad del proyecto que se tenga, la proyección temporal que posea, sus características generales y los ámbitos que vaya a abarcar, la planeación estará definida de forma específica por distintas categorías, varias de las cuales describiremos a continuación.

En primer lugar, hay que recordar que, en función de los plazos que se manejen, se hablará de planeación a corto, mediano o largo plazo según corresponda. Además, puede tratarse de una planeación permanente, parcial, técnica, específica, participativa, sistemática, personal, estratégica, táctica, formal, alternativa, normativa u operativa.

En un barrio o municipio, por citar un caso, se pueden proyectar y fijar, de modo ordenado y respetando diversos parámetros, prácticas de desarrollo urbano para regular la transformación y/o conservación de un determinado espacio. A este programa se lo llama planeamiento o planeación urbanística.

Cabe resaltar también que, en otros órdenes, existen otras clases de planeación, como la planeación interactiva, la planeación territorial, la de tipo didáctico, la financiera, la planeación turística, la académica, la planeación de recursos empresariales y el método de planeación de los recursos de distribución que permite planificar y establecer parámetros para controlar y calcular futuras necesidades y demandas dentro de la cadena de suministro de productos o servicios.



Tipos de radiografías

25 Ene 2012

El concepto de radiografía se utiliza en general para hacer referencia a un estudio médico que consiste en valerse de los rayos X para hacer fotografías del interior de un organismo, aunque es habitual que el término sea empleado en cualquier ámbito para dar cuenta de una descripción o análisis detallado.

Si bien los profesionales de la salud para confirmar un diagnóstico o evaluar una lesión pueden solicitar radiografías de distintas partes del cuerpo, el exámen por rayos X más común es la radiografía de tórax. Este estudio no invasivo permite captar la imagen del corazón, los pulmones, las vías respiratorias, los vasos sanguíneos y la columna vertebral del paciente.

Otro recurso desarrollado con frecuencia es la radiografía intrabucal, un estudio que le permite a los odontólogos establecer diagnósticos dentarios y peridentarios, así como también sirve para observar detalles del macizo maxilofacial. De no llevarse a cabo en el interior de la boca pero registrar la misma zona, se la denomina radiografía extrabucal y, en función de sus características y el área que retrate, se la puede definir como extrabucal frontal, lateral o digital.

Claro que, más allá de las mencionadas, hay otros tipos de radiografías que se suelen indicar (como la de cráneo, cadera, hombros) y otras que nada tienen que ver con la medicina o los órganos del cuerpo humano sino con un retrato exhaustivo de un determinado asunto. Ejemplos: “Esa obra constituye una excelente radiografía social del siglo XVIII”, “El científico trazó una radiografía precisa sobre la situación ecológica en la región pampeana”.



Tipos de obras literarias

25 Ene 2012

Una obra literaria es una creación artística que un escritor elabora con la intención de generar goce estético y contar una historia a través de un argumento. Cabe resaltar que todo texto, para ser considerado como una obra literaria, debe cumplir ciertas normas lingüísticas, tener un formato específico e incluir diversos recursos propios del ámbito de la literatura.

También resulta interesante saber que para la difusión de una obra literaria se pueden utilizar varios canales de transmisión: el oral (como sucede con las leyendas, fábulas y los cuentos populares), el de la escritura (vía de presentación de la mayor parte de las obras) y el táctil (ideado para que los lectores no videntes puedan disfrutar el material a través del sistema braille).

Asimismo, al analizar las obras literarias uno puede descubrir que existen varios géneros literarios y categorías para agrupar los textos en función de las particularidades que posean. Así, pues, se pueden reconocer a las obras líricas (composiciones en verso), a las épicas (donde, por lo general, aparecen descripciones de hazañas de dioses y héroes), a las obras dramáticas (las cuales pueden, a su vez, segmentarse en las subcategorías de tragedia, drama y comedia), a las obras narrativas (propuestas en prosa que pueden presentarse de acuerdo a su extensión como novelas o cuentos), a las obras didácticas (aquellas que poseen un perfil expositivo con el que se busca informar al lector) y a los ensayos (obras que no se limitan a ofrecer contenidos didácticos sino que los complementan con ideas y opiniones personales volcadas por el autor de cada texto).



Tipos de paneles solares

24 Ene 2012

Entre todas las clases de paneles que existen aparecen los paneles solares, los cuales a su vez se subdividen en otras categorías en función de sus características y finalidades

Como hay distintos materiales y formas para desarrollar un panel solar (una estructura formada por numerosas celdas solares que, para capturar la mayor cantidad de energía posible deben apuntar directamente al sol), hoy en día se puede optar entre adquirir paneles solares de silicio puro monocristalino o plicristalino, paneles solares de silicio amorfo, otros de arseniuro de galio o de teluro de cadmio, entre otros. Asimismo, no se puede dejar de tener en cuenta que existen paneles solares ultradelgados, paneles solares fotovoltaicos e, incluso, hay opciones para quienes desean fabricar, de modo casero, su propio panel solar.

Más allá de los mencionados, la oferta en materia de paneles solares incluye productos específicos de tipo fotovoltaico que se utilizan para generar electricidad (con un 12 y 20 por ciento de eficiencia hasta ahora, una cifra que podría incrementarse hasta superar el 40 por ciento gracias a la utilización de nuevos materiales o la nanoctecnología) y pueden ser empleados en vehículos eléctricos y barcos solares, y otros que se conocen como paneles solares térmicos y aprovechan la energía del sol para calentar líquidos, como puede suceder en una casa.

Cabe resaltar además que, en el último tiempo, se está trabajando sobre un nuevo modelo de panel solar que se inspira en los girasoles y promete transformarse a corto plazo en una solución interesante para ahorrar costes y superficie.



Tipos de radiación

24 Ene 2012

La radiación es un fenómeno basado en la propagación por el espacio de energía ondulatoria o partículas materiales. De acuerdo a las características que presente la difusión de ondas, los expertos en Física suelen agrupar cada radiación en distintas categorías.

Así, entonces, presentan como radiación electromagnética a aquella que se propaga en forma de ondas electromagnéticas (como los rayos gamma, los rayos X y los rayos UV), mientras que hablan de radiación corpuscular cuando se trata de una radiación transmitida en forma de partículas subatómicas que se mueven a gran velocidad.

Asimismo, cuando la radiación conduce suficiente energía como para provocar la ionización de las moléculas que atraviesa, se la considera una radiación ionizante, pero si ocurre lo contrario la clasificación pasa a transformarse en no ionizante.

Cabe resaltar que, además de las mencionadas, hay radiaciones térmicas (aquellas que emite un cuerpo a raíz de su temperatura), radiaciones nucleares, radiaciones solares (radiaciones de carácter electromagnético que emite el Sol, de las cuales no todas llegan a la Tierra porque son absorbidas por los gases de la atmósfera), radiaciones de cuerpo negro y radiaciones cósmicas, aunque el concepto no es exclusivo del ámbito de la Física: también se lo utiliza en Biología para hacer referencia a la radiación adaptativa (proceso también conocido como evolución divergente que aprovecha la mutación y la selección natural para lograr de un modo veloz la especiación de diversas especies a fin de llenar múltiples nichos ecológicos) y en Anatomía para describir una estructura que diverge desde un centro común (radiación tegmentaria, radiación piramidal, radiación estríotalámica, radiación talámica, radiación óptica, radiación acústica y radiación del cuerpo calloso).