Tipos de lenguaje de programación

26 sep 2012

Cuando hacemos referencia a un lenguaje, por lo general, apuntamos a resaltar un método que permite establecer alguna clase de comunicación, ya sea con palabras, gestos o cualquier otra herramienta que facilite el entendimiento.

Asimismo, al hablar de programación tenemos la posibilidad de ajustar el uso de este término según el contexto por la amplitud de su significado: de ahí que se haya popularizado la idea de “lenguaje de programación”.

Esta expresión es propia del ámbito informático y describe a un sistema artificial de comunicación que se diseña con el propósito de lograr que un ordenador o computadora pueda descifrar el mensaje para ejecutar un determinado programa o llevar a cabo un proceso específico.

Dentro del conjunto de los lenguajes de programación existen numerosas variantes que se diferencian entre sí por los alcances y particularidades que posee cada uno. El denominado lenguaje de alto nivel, por ejemplo, ofrece algoritmos avanzados que pueden ser descifrados por el hombre, así como hay también lenguajes de bajo nivel (en los cuales influyen el espacio disponible y los componentes del equipo) y de nivel medio (menos básicos que los simples pero no tan evolucionados como los que se catalogan como de nivel alto).

Claro que, más allá de los mencionados en el párrafo anterior, se han creado los lenguajes de propósitos generales; otros considerados como de tercera y de cuarta generación; lenguajes específicos de dominio; lenguajes de programación multiparadigma y lenguajes orientados a objetos, entre muchos otros que le ofrecen a los programadores una amplia gama de alternativas para trabajar.



Tipos de vitaminas

25 sep 2012

La combinación del vocablo latino vita y el concepto de amina (impulsado por C. Funk, un hombre de origen polaco experto en Bioquímica) dio origen a vitamina, una palabra que describe a los componentes orgánicos que el hombre necesita para mantener su organismo equilibrado.

Las vitaminas, diferenciadas entre sí con letras del abecedario, están presentes en numerosos comestibles de origen natural, como las frutas y las verduras. Si la dieta diaria de una persona no cubre las necesidades vitamínicas, el sujeto experimentará un cuadro de avitaminosis, así como excederse en el consumo de vitaminas desencadena un inconveniente conocido como hipervitaminosis.

Cabe resaltar que, según sea el tipo y nivel de disolución de cada vitamina, se las puede agrupar en el conjunto de las hidrosolubles (como algunas clases de vitamina B y la C) o en el de las liposolubles (como lo son la vitamina A, la D, la E y la K).

La ingesta adeacuada de vitamina A, dicen los nutricionistas, beneficia a los dientes, al tejido epitelial y a los huesos, mientras que el consumo de vitamina B9 (también conocida como ácido fólico) es fundamental durante el embarazo ya que contribuye a evitar varias malformaciones de tipo congénito.

Más popular que las anteriores es la vitamina C, presente en los cítricos y en algunas clases de alimentos (como el tomate, la papa y el ají). Este compuesto, según se cuenta, posee propiedades antioxidantes, ayuda a prevenir males degenerativos, contribuye a absorber otros nutrientes y refuerza el sistema inmunitario, entre otras ventajas.



Tipos de yeso

24 sep 2012

En la vida cotidiana solemos mencionar el concepto de yeso para hacer referencia a distintas cuestiones, pero no siempre sabemos reconocer las diferencias existentes entre todas las clases de yeso que conocemos. Por esa razón, hoy tomaremos la teoría como punto de partida y presentaremos información relevante para aprender más sobre este material y sus variantes.

En primer lugar, hay que decir que este vocablo tiene su origen en un término latino (gypsum) que, a su vez, deriva de una palabra griega. Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), yeso es tanto el nombre común que recibe el sulfato de calcio hidratado como las creaciones artísticas (esculturas) vaciadas en este material que también es útil en la construcción en general y en el campo de la odontología (para la elaboración de moldes y prótesis dentales).

Claro que, a lo largo del tiempo, esta noción tuvo un alcance mayor y comenzó a emplearse para nombrar a una isla japonesa y a una especie de vendaje duro que recubre una determinada parte del cuerpo con el propósito de inmovilizarla tras una intervención quirúrgica o en caso de fracturas.

Mientras que el mineral se identifica como yeso natural, una vez trabajada esta materia prima se diversifican las opciones y aparecen variedades como yeso natural pulverizado, los yesos artesanales (que se dividen, a su vez, por colores en base a su apariencia, de ahí que se ofrezcan yesos rojos, blancos y negros), el yeso industrial fino o grueso y el yeso combinado con otros materiales.



Tipos de oferta

21 sep 2012

El vocablo en latín offerre (traducido al español como ‘brindar’ u ‘ofrecer’) derivó con el paso del tiempo en oferta, una palabra con múltiples acepciones. Este concepto, establecen desde la Real Academia Española (RAE), puede emplearse para identificar a aquello que se ofrece a modo de oportunidad; al compromiso que se asume para otorgar o concretar algo; a la comercialización de productos a un precio menor al común y para referirse al caudal de mercadería o bienes que se lanza en un determinado momento a un valor promocional y por tiempo limitado.

De acuerdo a las características que posea cada oferta, el ámbito en el cual se efectúen, la frecuencia que tengan y sus alcances, es posible hablar de distintas clases de ofertas.

Hay, por ejemplo, ofertas diarias (selección de productos que los supermercados, tiendas y otros comercios dejan a precio rebajado durante un día con el propósito de cautivar a los consumidores) y ofertas semanales (estrategia similar a la mencionada en primer lugar pero prolongada por siete días sin modificaciones), así como también ofertas que apuntan a satisfacer las necesidades de diferentes sectores.

En este último conjunto aparecen las ofertas educativas (variedad de cursos, instituciones y carreras entre las que puede optar aquel que desee ampliar sus conocimientos en el ámbito formal), las ofertas culturales (diversidad de espectáculos o eventos entre los cuales se puede elegir en una región y momento en particular) y las ofertas laborales (avisos de empleo que publican las empresas que necesitan cubrir puestos de trabajo), entre otras.



Tipos de violencia

20 sep 2012

La palabra violencia (con origen en el vocablo latino violentĭa) se emplea para resaltar la cualidad de violento que puede llegar a tener un individuo, un fenómeno o situación. Es, asimismo, un concepto que engloba un accionar fuerte basado en el uso de la fuerza para provocar algún tipo de daño o sometimiento.

En la vida cotidiana, se puede hablar de violencia social en términos generales (para describir, por ejemplo, enfrentamientos entre grupos o sectores con intereses distintos), pero también es posible proporcionar ideas más específicas que apunten a una modalidad específica de violencia.

Así, entonces, adquieren relevancia las nociones de violencia de género (cuando las agresiones o ataques se dan en el seno de una pareja); violencia familiar (la cual afecta a todo un grupo familiar y se caracteriza por golpes, ataques, sometimientos y daños entre padres, hijos, hermanos, etc.); violencia anarquista (aquella que tiene lugar en el marco del sistema conocido como anarquismo); violencia religiosa (enmarcada en la intolerancia respecto a la fe o a las creencias de otros); violencia psicológica (no deja huellas o cicatrices en el cuerpo pero sí tortura y marca a nivel mental) y de violencia sexual (basada en los sometimientos, el poder y el autoritarismo para lograr determinados fines de índole íntima, como sucede con las violaciones y la pedofilia), entre otras.

Cabe resaltar que, además de las mencionadas en el párrafo anterior, hay episodios que bien podrían contextualizarse en función de sus particularidades como violencia de carácter cultural, escolar, de Estado o política.



Tipos de subordinadas

19 sep 2012

El conjunto de oraciones que se caracteriza por depender del núcleo y la estructura de otro enunciado se define como subordinado, aunque en ocasiones estas expresiones también reciben el nombre de oraciones secundarias.

Al analizar esta clase de oraciones desde el punto de vista gramatical y hacer foco en sus particularidades sintácticas, es posible reconocer a las subordinadas adverbiales (frases que provocan una modificación en el verbo), a las subordinadas sustantivas (en las cuales el sustantivo asume el rol de sujeto) y a las subordinadas adjetivas (oraciones que integran un sintagma de raíz nominal). Asimismo, es posible reconocer si una subordinada es explícita o implícita al observar si incluyen, o no, un complemento.

Respecto al grupo de las subordinadas adverbiales se puede decir que, si se las define como circunstanciales, se puede profundizar su análisis y determinar si se trata de una subordinada temporal (incluyen referencias de tiempo), de lugar (dan idea de espacio o localización), de modo (indican la forma en la cual se lleva a cabo la propuesta principal) o comparativa (establecen un paralelo en relación a la oración principal).

De trabajar con subordinadas adverbiales de tipo lógico, en cambio, se hablará de causales, condicionales (basadas en nexos que manifiestan una condición para la introducción de una proposición primaria), finales (citan una consecuencia sin posibilidad de añadir datos), consecutivas (en ellas, los enunciados continúan la lógica de la oración principal) o concesivas (en las cuales los efectos o resultados carecen de cierta lógica). Las adjetivas, por su parte, se catalogan por sus características como especificativas, sustantivadas o explicativas.



Tipos de oficios

18 sep 2012

El concepto de oficio tiene su origen en el vocablo latino officĭum. De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), se trata de una palabra con múltiples acepciones y aplicaciones.

En algunos ámbitos, tal como se desprende de la realidad, el término refiere a un ministerio o puesto, a una actividad cotidiana y a las profesiones o labores relacionados a artes mecánicas (entre las cuales aparecen la carpintería, la jardinería, la peluquería, la costura, la plomería y la sastrería, por citar algunas a modo de ejemplo). En otros contextos, puede definirse como oficio a un documento escrito relevante en materia de administración pública y a un formato basado en el tamaño de una hoja de papel.

De profundizar en los usos de esta noción, es posible entender qué significan expresiones como “oficio de difuntos” (tal como se denomina al ritual o misa que se celebra con el propósito de orar por gente fallecida), “oficio divino” (nombre que se le otorga en la fe católica a la oración que se reparte a lo largo de cada jornada), “abogado de oficio” (el que el Estado concede de manera gratuita y por defecto a quien enfrenta una causa o proceso y carece de representante legal para garantizar su derecho a ser defendido), “oficios de Corte” (conjunto de cargos que, antiguamente, contemplaba la corte real de Europa Occidental y de las monarquías feudales) y “oficio de república” (frase que, en otros tiempos, señalaba a un cargo municipal o provincial de carácter electivo).



Tipos de yacimientos

17 sep 2012

El lugar o área terrestre donde, de manera natural, hay piezas arqueológicas o rocas, depósitos minerales y restos fosilizados, se conoce desde el ámbito de la Geología como yacimiento.

El material que predomina en cada terreno es clave a la hora de identificar a cada yacimiento. Si abunda el petróleo, por ejemplo, se lo cataloga como yacimiento petrolífero, mientras que si al excavar aparecen fósiles conservados sobre rocas se comienza a hablar de yacimiento paleontológico. De igual forma, una concentración importante de minerales en una misma zona da la pauta de estar frente a un yacimiento minero.

En algunos casos, como ocurre frente a un reservorio de petróleo, los expertos no se limitan a definirlo únicamente en referencia a las sustancias halladas, sino que profundizan sus estudios y hacen uso de subcategorías que aporten mayor información al respecto. Así, entonces, hablan de la existencia de un yacimiento primario si se trata de productos conservados en la misma estructura en la cual se formaron o bien lo definen como secundario si el petróleo u otros restos no surgieron en el lugar donde fueron descubiertos.

Cabe resaltar, por otra parte, que la noción no se aplica sólo a la Geología. Prueba de ello es la expresión “yacimiento de empleo”, la cual se utiliza de manera metafórica en determinadas ocasiones para hacer hincapié en un sector o rubro que podría llegar a generar a corto plazo una gran cantidad de empleo a raíz de factores como el crecimiento económico, el avance social o el progreso tecnológico.



Tipos de verbos

14 sep 2012

Escribir, caminar, robar, enseñar, lavar, correr, leer, amar, golpear, trabajar, limpiar y masticar son palabras que pertenecen al inmenso conjunto de los verbos. Según se ha establecido, verbo es todo vocablo que da idea de acción, aunque también hay otros significados atribuidos a este concepto.

De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), se trata de un término derivado del latín verbum que puede presentarse como sinónimo de las nociones de juramento o de emitir un voto, así como se puede vincular a la Santísima Trinidad y referir, en este contexto, a la segunda persona. Asimismo, un verbo puede ser toda clase de sonido o acumulación de ellos que permite expresar ideas.

A nivel gramatical, esta palabra posee una gran relevancia ya que sirve para clasificar con precisión a numerosos vocablos que funcionan como núcleo del predicado. Al hacer foco en los verbos, es posible descubrir que no hay una única manera de catalogar a un término que denota acción.

En primer lugar, se puede saber que un verbo puede ser transitivo o intransitivo (dependiendo si necesitan o no un complemento directo para funcionar), así como se los puede señalar como regular o irregular (en función de cómo se conjuga). Hay, al mismo tiempo, verbos personales y otros que entran en la categoría de impersonales ya que pueden, o no, compatibilizar con una persona al momento de ser conjugados.

Además de los mencionados, no hay que perder de vista la existencia y particularidades de los verbos copulativos, verbos reflexivos, verbos recíprocos y los verbos pronominales, entre muchos otros.



Tipos de ojos

13 sep 2012

La palabra ‘ojo’ proviene del vocablo latino ocŭlus y permite identificar al par de órganos que está presente en el cuerpo de animales y seres humanos. Por la forma que tienen las cavidades oculares (fundamentales para poder gozar del sentido de la vista), es usual además inspirarse en ellos para definir como ojo al hueco o abertura que permite enhebrar hilos en una aguja.

Si ampliamos aún más el alcance de la noción, descubriremos que el espacio para sujetar una tijera con los dedos también se denomina ojo. Lo mismo, con la parte de la cerradura donde se introduce la llave con el fin de abrir o cerrar algo.

En el lenguaje cotidiano, como sabrán o habrán podido advertir al leer el comienzo de este artículo, el concepto se aplica en numerosas ocasiones, por eso hoy hemos querido profundizar al respecto para saber más sobre los usos de este término.

Cuando se hace referencia al ojo clínico, por ejemplo, se busca resaltar la habilidad de alguien para analizar o prever determinadas situaciones. Ojo de buey, en cambio, es la denominación que reciben las claraboyas o ventanales de forma redonda.

De hablar sobre el ojo de un huracán, en cambio, el mensaje puede girar en torno al eje de un episodio conflictivo o bien al espacio que dejan las nubes en el medio de un tornado o ciclón y por el cual es posible apreciar una porción de cielo diáfano.

Asimismo, es posible definir como “ojos de sapo” a aquellas miradas cansadas que se han hinchado por un llanto prolongado o falta de descanso (a veces, también se clasifica así a gente de ojos saltones o prominentes) y como “cuatro ojos” a quienes usan gafas para ver mejor.