Tipos de semillas

21 may 2012

Al apreciar las características de varios alimentos o al interiorizarse en las formas que existen para ver crecer una planta, uno advierte la existencia de un vocablo que muchas personas repiten a diario pero que pocas saben describir de manera adecuada: semilla.

Esta palabra, como sabrán quienes hayan consultado a la Real Academia Española (RAE), hace referencia tanto a los granos de diferentes formas que dan origen a una planta como al componente de los frutos que atesora en su interior el embrión que podría reproducir la especie. Asimismo, se trata de un término empleado en circunstancias en las cuales se desea mencionar el origen de algo.

Si la idea es profundizar los conocimientos acerca de las semillas, es fundamental saber que no existe una única clase de semillas. De acuerdo a sus características, propiedades y particularidades, estos pequeños cuerpos que también se reconocen bajo el nombre de pepitas se dividen en múltiples categorías.

Existen, por ejemplo, las semillas ortodoxas (aquellas que logran sobrevivir a ciclos de desecación y congelamiento y se conservan ex situ, como ocurre con las semillas de la palmera Phoenix Dactilifera) y las semillas recalcitrantes (o no ortodoxas, grupo que no consigue subsistir frente a condiciones de frío y aridez cuando se las conserva ex situ, como ocurre con las semillas del mango y de algunas plantas medicinales).

Las semillas oleaginosas, por su parte, son pepitas de las cuales es posible extraer aceite, un producto que en ocasiones es apto para ser ingerido y, en otras circunstancias, sólo aconsejado para usos industriales.

¿Qué variedades de semillas podemos hallar a nivel internacional? Pues semillas de sésamo (presentes en bocados dulces y algunos panes), semillas de girasol (muy consumidas por el ser humano a modo de aperitivo) y semillas de mostaza (que pueden emplearse en la gastronomía en sus versiones marrón, blanca y negra), entre muchas otras.



Tipos de rocas

18 may 2012

Cuando uno habla de rocas, suele referirse a las piedras duras y sólidas que pueden formar parte de un paisaje, pero quienes se especializan en Geología suelen otorgarle a este concepto una importancia mayor y complementarlo con datos o expresiones más específicos que permitan conocer más en profundidad al elemento señalado.

Según los geólogos, una roca es un material compuesto por una o más sustancias minerales que, por su abundancia y extensión, ocupan una superficie considerable de la Tierra.

Estas piezas reciben nombres determinados en función de las particularidades, formas, propiedades y orígenes que posean. Así, entonces, es posible distinguir a las rocas ígneas (aquellas que surgen cuando el magma se solidifica y donde se agrupan las rocas intrusivas o plutónicas y las rocas extrusivas o volcánicas) frente a las rocas sedimentarias (conjunto originado por un proceso de diagénesis que puede hallarse sobre las cuencas de sedimentación y en el cual se pueden apreciar fósiles).

Asimismo, resulta importante recordar la existencia en el planeta de rocas metamórficas, unos bloques que surgen más evolucionados que sus antecesores por acción de la variación del entorno y las condiciones ambientales respecto a las que condicionaron a rocas más antiguas.

Por otra parte, es interesante saber que otros criterios de clasificación pueden dar espacio a la descripción de una roca como industrial (aquellas que se destinan a la creación de viviendas y a la construcción en general, tanto de orden público como privado) o como energética (como están considerados, por ejemplo, el petróleo y el carbón en función de la energía contenida en ellos).



Tipos de microorganismos

17 may 2012

El concepto de microorganismo se utiliza con frecuencia para hacer referencia a los microbios, es decir, a aquellos seres vivos que sólo pueden ser vistos a través de un microscopio.

Estos minúsculos organismos que poseen una estructura biológica básica, entre los cuales se pueden mencionar a las bacterias y a las levaduras, son analizados por una ciencia que se conoce bajo el nombre de microbiología.

Cuando en un laboratorio se examina un microorganismo, los especialistas deben apelar a sus conocimientos a fin de investigar sus características y, en función de eso, clasificarlo según corresponda.

Según se cuenta, los microorganismos pueden pertenecer de acuerdo a sus particularidades al conjunto de las bacterias, los protozoos o al de los virus. Al respecto, hay que decir que las primeras, al igual que las arqueas, son microbios procariotas que poseen apariencia esférica y que pueden presentarse en el planeta Tierra como parte de una cadena, un par o una masa irregular compuesta por diversos microorganismos.

Por su parte, los protozoos son microorganismos eucarióticos que se desarrollan en entornos húmedos o acuáticos y que se reproducen tanto de modo sexual como asexual. En cambio, los virus son gérmenes ultramicroscópicos cuya reproducción y poder de acción sólo se hace efectiva cuando se localizan en células huésped.

Cabe resaltar que, cuando los microbios invaden el organismo de un ser humano y provocan una infección, se habla de microorganismos patógenos. Si no se los combate en tiempo y forma, el individuo afectado enfermará, contagiará su estado a quienes tengan contacto con él y estará expuesto a complicaciones que pueden poner en riesgo su vida.



Tipos de mutaciones genéticas

16 may 2012

“Mutación genética” es una expresión que hemos leído y oído en varias ocasiones a partir de informaciones difundidas por los medios de comunicación. Hoy, a fin de ayudarlos a ampliar sus conocimientos y a entender de qué se trata este concepto, vamos a definirlo y a describir sus múltiples variantes.

En primer lugar, hay que saber que mutación es un vocablo derivado del latín mutatĭo que se emplea en el campo de la biología para hacer referencia a una alteración hereditaria que afecta la estructura de un organismo o modifica el número de genes o cromosomas presentes en él. Cuando esta transformación influye en la secuencia de ADN, entonces se habla de mutación genética.

Esta clase de mutación que también se conoce como mutación puntual o molecular puede generarse de diferentes modos y dar espacio a numerosas categorizaciones. Si un par de bases alteran su posición a raíz de procesos bioquímicos, por ejemplo, se habla de mutación por sustitución de bases (que, al mismo tiempo, pueden definirse en función de sus características como de tipo transicional o transversional), pero hay otras posibilidades.

Según los estudiosos del tema mutación, existe además la mutación de corrimiento (aquella en la cual la cadena ve aumentada o disminuida la cantidad de pares de nucleótidos y que puede ser, por lo tanto, por pérdida o por inserción de nucleótidos) y otra alternativa que se conoce bajo el nombre de mutación en los sitios de corte y empalme, la cual se aprecia al tener en cuenta la ubicación de la alteración en cuestión.



Tipos de ron

15 may 2012

Se conoce como ron a una bebida con graduación alcohólica que se logra a partir de la fermentación, la destilación y el envejecimiento de la caña de azúcar. Este proceso, por lo general, se lleva a cabo en barriles de roble, aunque hay que decir que los métodos de elaboración y las características del producto varían en función de las legislaciones, posibilidades y criterios de los países que lo producen.

Esta bebida, de acuerdo a la crianza y la vejez que posea, puede estar sujeta a varias clasificaciones que, en la mayoría de los casos, no llegan a ser comprendidas por el consumidor común. Por esa razón, hoy desde este espacio intentaremos aclarar las dudas que puedan llegar a surgir al respecto.

En primer lugar, contaremos que en el mercado se ofrecen rones de procedencia hispana (propuestas con caramelo añadido, que varían entre secas y dulces y que se obtienen a partir de melaza en países como Puerto Rico, Venezuela, España, México y Ecuador); otros de origen británico (variantes intensas y con especias agregadas que nacen en Bermudas, Guyana y Barbados) y rones agrícolas de origen francés (logrados con el tratamiento de la caña de azúcar y, por su tipo de elaboración, su estilo y su crianza, suelen ser más costosos que los demás).

Más allá de estas segmentaciones, existe a nivel internacional un criterio extendido para identificar a las distintas clases de ron que suele emplearse en los comercios. En este contexto, se habla entonces de ron viejo (alternativa procedente de aguardientes conservado en barriles de madera por tres o más años), ron añejo (similar al ron viejo pero con una conservación de un año), ron blanco (bebida incolora), ron dorado, ron dulce, ron escarchado (con exceso de azúcar, cristalizado) y ron ligero (consecuencia de su destilación continua).



Tipos de resistencia

14 may 2012

Si por curiosidad o motivos académicos desean conocer más en detalle al vocabulario español y les interesa saber, por ejemplo, el origen y los significados de conceptos como ‘resistencia’, han hallado un texto que seguramente colmará sus expectativas. Es que, como el título de este artículo lo adelanta, en esta oportunidad el foco está puesto en esa palabra que permite describir el hecho de resistir o soportar algo.

Resistencia, dicen los expertos en cuestiones lingüísticas, es un vocablo que deriva del latín resistentĭa. Mientras los psicoanalistas lo aprovechan para mencionar la barrera que lleva a un paciente a no reconocer las estimulaciones e impulsos inconscientes, en los campos de la física y la ingeniería se lo emplea para hacer referencia a la oposición de un circuito frente al paso de corriente eléctrica. En otros contextos, se define como resistencia a aquello que dificulta la acción de una determinada fuerza y a la fuerza contraria al movimiento de un equipamiento que obliga a ser contrarrestada a través de la potencia.

Además de los usos mencionados, resulta interesante resaltar que también forma parte del léxico propio de la medicina, la economía, la música y el deporte. Prueba de ello es que se habla tanto de resistencias eléctricas, resistencias físicas, resistencias pasivas y resistencias antibióticas como de resistencias fisiológicas, resistencias térmicas, resistencias fiscales y resistencias armadas, por citar algunas.

Asimismo, es importante saber que existen en la República Argentina diversos puntos geográficos conocidos como “Resistencia”. Uno es una ciudad que sirve como capital a la provincia de Chaco y otro, una localidad que se encuentra en la provincia de Salta.



Tipos de sentimientos

11 may 2012

Todo ser humano enfrenta a lo largo de su vida diversas experiencias que lo llevan a atravesar distintas emociones y a desarrollar diferentes sentimientos. De acuerdo a lo que nos genere cada situación y vínculo de nuestro presente, aparecen en nosotros estados de ánimo y huellas que nos conducen hacia determinadas condiciones que influyen notoriamente sobre nuestro accionar.

Si alguien nos desafía a enumerar sentimientos, lo más probable es que recordemos al odio y al amor. Por lo que implican, es fácil advertir que el primero es un sentimiento de tipo negativo y, el otro, noble y positivo.

De todos modos, con el correr de los años esta palabra ha pasado a tener un uso más amplio al formar parte de expresiones cotidianas que apuntan a describir al detalle múltiples realidades sentimentales.

Así, entonces, se puede hablar de sentimientos encontrados cuando un individuo siente por otro tanto afecto como rencor y de sentimientos a flor de piel cuando somos cien por ciento transparentes, demostrativos y, por lo tanto, nos resulta imposible ocultar lo que sentimos.

Hay también quienes dicen que los sentimientos pueden catalogarse de tres formas según las sensaciones que inspiren: desagradables, agradables y neutros, así como hay otros que prefieren hablar de sentimientos nobles y sentimientos dañinos. En función de su alcance, podemos definirlos asimismo como sentimientos universales o sentimientos efímeros (conocidos también como pasajeros).

“Esa chica tiene muy buenos sentimientos”, “Te acompaño en el sentimiento”, “Aunque me esfuerzo por olvidarlo, no puedo negar mis sentimientos hacia él” y “¡Qué sentimientos tan nobles tienes!” son expresiones cotidianas que permiten apreciar el tipo de uso que se le da a este vocablo en idioma español.



Tipos de sustantivos

10 may 2012

El concepto de sustantivo, según permite saber el diccionario respaldado por la Real Academia Española (RAE), se puede definir a partir de su empleo como adjetivo (contexto en el cual describe a algo o a alguien que resulta imprescindible o que posee una existencia concreta y autónoma) o bien desde el plano de la gramática, donde integra una categoría conocida como nombre sustantivo que agrupa a palabras que designan a cosas o a seres y que pueden reconocerse como sujetos de una oración.

Este tipo de términos está sujeto a varias clasificaciones (por género, clase de referente, número gramatical, composición, etc.) y se desdobla en múltiples conjuntos en función de sus características específicas.

Así, por lo tanto, podemos catalogar como sustantivo propio a los nombres de personas o lugares (Ramón, Buenos Aires) y como sustantivo común a cosas genéricas (coche, libros).

Cuando hacen referencia a un único objeto, por otra parte, serán considerados como sustantivos singulares (rama, llave), pero si distinguen a un número mayor se presentarán como sustantivos plurales (pétalos, vasos). Asimismo, si su forma es singular pero menciona a un grupo integrado por varios elementos, será un sustantivo colectivo (manada, jauría).

Dentro de esta clasificación tampoco deben quedar afuera los sustantivos concretos (aquellos que nombran cosas posibles de percibir con los sentidos, como un sillón o una cama); los abstractos (por ejemplo solidaridad, fe y alegría); los sustantivos simples (compuestos por una única palabra); los compuestos (como abrelata o borratinta); los primitivos (café, mar); los sustantivos derivados (como lo son, entre otros, verdulero y taxista); los diminutivos (papelito, osito); los aumentativos (golpazo, gatote) ni los gentilicios (sustantivos que resaltar el lugar donde nació alguien, como francés, madrileño o chino), aunque existen muchas otras formas de catalogar a los sustantivos.



Tipos de rosas

09 may 2012

Cuando uno menciona el término “rosa” es necesario ofrecer un contexto para que quede claro el sentido que se le ha querido dar a este vocablo de origen latino que posee múltiples acepciones.

Como sabrán muchos de ustedes, esta palabra identifica en primer lugar a la bella y aromática flor que crece en los rosales, pero también se emplea como nombre femenino (así se llama, por ejemplo, la escritora española que se apellida Regàs y que tiene en su haber títulos como “Luna Lunera” y “La canción de Dorotea”) y para describir a una tonalidad cromática que surge al mezclar rojo con blanco.

Asimismo, existe una roca de tipo sedimentario que se conoce como rosa del desierto debido a que sus capas recuerdan a los pétalos que conforman la ya citada flor y varias localidades en el mundo bautizadas del mismo modo (en la provincia argentina de Buenos Aires, por citar un ejemplo, se encuentra Villa Rosa, mientras que en Estados Unidos hay ciudades en Alabama y Luisiana que han sido nombradas como Rosa).

Si uno investiga los diferentes usos de este concepto no tardará en descubrir una gran diversidad de significados que, sin lugar a dudas, amplía los alcances de este vocablo. La rosa de Jericó, por ejemplo, es una planta que suele crecer en los desiertos de Siria y se caracteriza por poseer diminutas flores de tonalidad blanquecina, pero la Rosa Tudor, lejos de ser un vegetal, es un tradicional símbolo heráldico de Inglaterra.

En otros contextos, la noción suele emplearse con sentido figurado para hacer referencia al periodismo especializado en cuestiones sentimentales de celebridades y miembros del denominado ‘mundo de la farándula’ (“prensa rosa”) y para describir a las novelas románticas (“novela rosa”).



Tipos de sociedades

08 may 2012

El concepto de sociedad (término derivado del latín sociĕtas) describe, en primer lugar, al conjunto de personas con características culturales comunes que se relacionan entre sí por un bien común, pero también se utiliza para hacer referencia a la agrupación, ya sea de manera natural o estipulada, de individuos o animales. Asimismo, la noción se aprovecha a nivel comercial para aludir a la corporación conformada por gente de negocios, accionistas y/o empresarios.

Al conocer sus múltiples acepciones y profundizar al respecto es posible descubrir que existen varios tipos de sociedad. Así, pues, dentro de un mismo país pueden convivir la sociedad humana (conjunto integrado por toda la comunidad, sin distinción de ningún tipo mientras se trate de ciudadanos pertenecientes a una misma nación) con la sociedad anónima (clase de sociedad mercantil en la cual los socios poseen acciones o títulos del capital social).

Desde la perspectiva jurídica, se reconocen múltiples categorías de sociedad integrada por dos o más sujetos que pueden presentarse como personas jurídicas e integrar sociedades cooperativas, sociedades de responsabilidad limitada (corporación mercantil en la cual el patrimonio personal de los integrantes no resulta afectado en caso de deudas), sociedades sistematizadas y sociedades en comandita (alternativa unipersonal que contempla la participación de socios colectivos que toman decisiones y otros de tipo comanditario que sólo aportan capital).

Otras clases de sociedades reconocidas a nivel mundial: sociedad civil (entendido por el plano del Derecho como un contrato entre dos o más individuos que invierten dinero, trabajo o bienes con el propósito de repartirse mutuamente las eventuales ganancias), sociedad científica (agrupación de expertos en determinada ciencia que se reúnen para investigar, compartir resultados o difundir sus hallazgos), sociedad multiétnica, sociedad deportiva, sociedad matriarcal, sociedad patriarcal, sociedad capitalista, sociedad industrial, etc.